Vendidos en Albox dos décimos del segundo premio del sorteo de Navidad.

El segundo premio de la Lotería Nacional, el 92.845, ha dejado 1.375.000 euros en premios «a gente que lo necesitaba» a través de siete décimos vendidos en un estanco de Almería, según ha dicho su propietaria, Rosa María Navarro, mientras que el resto se han vendido en Albox, Roquetas de Mar y El Ejido.

El segundo premio de la Lotería Nacional, el 92.845, ha dejado 1.375.000 euros en premios «a gente que lo necesitaba» a través de siete décimos vendidos en un estanco de Almería, según ha dicho su propietaria, Rosa María Navarro, mientras que el resto se han vendido en Albox, Roquetas de Mar y El Ejido.

«Se lo he dado a gente que lo necesita, a gente del barrio», ha recalcado a Efe Rosa María Navarro, que no se ha quedado con ninguno décimo y que ha añadido que sentía «una alegría muy grande» porque ha ido a parar a gente que «a la que le hace mucha falta».

«La suerte es para el que tiene la suerte, yo no he cogido ninguno pero me da lo mismo», ha reiterado, a la vez que ha explicado que dos de las afortunadas ya han contactado con ella para trasladarle la noticia.

«Son dos chicas a las que les hacía mucha falta, que trabajan en la lonja», ha afirmado esta mujer que regenta dicho estanco desde hace cuatro años y afirma que nunca había dado ningún premio de la Lotería de Navidad.

Navarro ha insistido en que se trata de «gente del barrio, gente parada, que lo necesitan, muchos de ellos que saben que a primeros de año no trabajan».

La lotera ha explicado que los décimos se han vendido a través de terminal electrónica y que «puso a la venta» el número agraciado «hace unas semanas», después de que se le acabase el primero que vendió.

En la localidad de Albox (Almería) en una tienda ubicada en la Plaza de San Francisco, han sido dos décimos los vendidos por su propietaria, María Alonso, quien ha dicho a Efe sentirse «como si me hubiera tocado a mí».

Alonso, responsable de la tienda desde hace año y medio, cuando se jubiló el antiguo propietario, su marido, ha afirmado que no tiene «ni idea de quiénes han sido los afortunados» pues también los ha vendido a través de terminal.

Sin embargo ha recalcado que los vecinos está «expectantes, entrando y saliendo de la administración y celebrándolo».

En Roquetas de Mar, Ignacio Navarro, empleado de otra administración donde se ha vendido otro décimo, también por terminal electrónica, ha explicado a Efe que ha conocido la noticia «por la radio. Me han llamado y no tenía ni idea».

Por último Ana Moreno, propietaria de la administración de Santa María del Águila en El Ejido, quien ha mostrado su «alegría», ha vendido otro décimo más, en este caso expedido también de forma electrónica.

Fuente: EFE.