Villa Anita vuelve a abrir sus puertas al arte en Cuevas del Almanzora

Cartel de la exposición.

La exposición de Eduardo Roca y Adele Razkövi está organizada y comisariada por Sa Pleta Freda y Francisco Javier Fernández Espinosa.

Son Servera, en Mallorca, y Cuevas del Almanzora son aparentemente dos municipios sin relación alguna. Este inconveniente quedó resuelto cuando Miguel Servera, afamado galerista mallorquín, visitó Cuevas del Almanzora durante una estancia en la provincia, hace ya algunos años. Su historia personal cambió ese día, pues a la vuelta a su hogar no podía quitarse de la cabeza a aquella casa solitaria y cerrada que se presentó ante él en la cuevana Avenida de Barcelona. Era el año 2003.

La historia de Villa Anita es singular. En el siglo XIX , como consecuencia de las grandes explotaciones mineras de Sierra Almagrera, varias familias de Cuevas del Almanzora emprenden un frenético enriquecimiento que contribuyó a la transformación social y urbana de Cuevas en a penas cuatro décadas. A pesar de haberse perdido el entorno de huertos de naranjos en el que estaba enmarcado desde su inauguración en la última década del XIX, el palacete conserva aún el encanto de su enorme mirador soportado y la sobria pero imponente silueta de la fachada.

El empeño del galerista mallorquín, junto a la amistad y consejo de Pepe Grano de Oro, devolvieron el esplendor dormido a una casa que no merece no ser mirada. Tras una incierta presentación en sociedad en 2008, con una exposición de Eduardo Roca, el destino ha querido que sea el mismo artista, junto a Adele Razkövi, quienes protagonicen el resurgir de una idea para dotar a Cuevas del Almanzora y al suereste español de una galería de arte y un centro artístico-cultural ideado para ser punto de encuentro de la sociedad local y foránea, con la única intención de construir propuestas comunes para Cuevas del Almanzora. Ha habido contactos con el alcalde cuevano para intentar una estrategia de colaboración positiva e integradora para beneficio de todos.

El próximo día 8 de abril Villa Anita volverá a lucir en su esplendor con la inauguración de la exposición de Eduardo Roca y Adele Razkövi, dos artistas que mediante la pintura y la escultura han alcanzado un elevado nivel de reconocimiento, pues sus obras han recorrido medio mundo (Cuba, Austria, Alemania…) Sin duda, será una de las citas del año para los amantes de la cultura, el arte y la arquitectura, en un mismo lote. Es una excusa perfecta para volver a Cuevas del Almanzora.

Autor entrada: Redacción