Los tramos de carreteras con mayor posibilidad de nieves y heladas se localizan en las sierras de Los Filabres, María, Alpujarra, Gádor y Las Estancias.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha puesto en marcha en Almería el dispositivo del plan de vialidad invernal para la temporada 2013-2014, que garantizará la seguridad vial en los 826,61 kilómetros de carreteras autonómicas de la provincia con la caída de las primeras nieves. Un total de 160 profesionales, 42 máquinas y vehículos, entre los que destacan siete camiones quitanieves, y un acopio de sal de 447,6 toneladas componen este dispositivo, que pone a disposición de los usuarios los medios humanos y materiales necesarios para la conservación de carreteras y especialmente para la atención en situación de fenómenos meteorológicos adversos.

El protocolo de actuación se realiza desde los distintos centros de conservación de que dispone el servicio de carreteras de la Junta en Almería y de manera conjunta con la Guardia Civil de Tráfico y el Servicio de Emergencias 112. De esta forma se actúa con mayor brevedad para restablecer la normalidad en la red viaria.

Desde el punto de vista operativo de la conservación y explotación de carreteras, la provincia se divide en tres zonas, situadas en el Sur de la provincia, en la zona centro –que incluye la autovía A-92 (tramo del límite de provincia con Granada a Almería del 326+730 al 376+100)- y la zona norte, donde se atiende la A-92N.

Durante el período invernal, los tramos de carreteras donde existe mayor probabilidad de riesgo de nevada o helada dentro de la red viaria autonómica en la provincia de Almería se localizan en las sierras de Los Filabres, María, Alpujarra, Gádor y Las Estancias. Concretamente se trata de las carreteras A-317, A-327, A-334, A-348, A-349, A-391, A-399, A-92, A-92R2, A-92N, , A-1100, A-1176, A-1178, A-1180 y A-1301.

La efectividad de los trabajos que se realicen durante el periodo invernal depende, en gran medida, del control de la información meteorológica, a través de la Agencia Estatal de Meteorología, de la aplicación de tratamientos preventivos y del desarrollo de una actuación rápida, así como de mantener informados a los usuarios del estado de las carreteras, de forma que puedan estar alertas sobre las condiciones de circulación y así prevenir mayores incidentes. Además, existe un servicio de información pública a través de los teléfonos de cada centro de conservación y de la línea 902 333 092, que están operativos los 365 días del año durante las 24 horas.

Los centros de conservación y parques operativos disponen de forma permanente de un retén de personal y maquinaria, de forma que la atención al usuario o la activación del operativo necesario ante cualquier emergencia está asegurada las 24 horas del día los 365 días del año.