Serón, primera parada para los ‘Personajes ilustres del Almanzora’

SeronilustresdelAlmanzora

Serón acogía la primera cita con la iniciativa cultural de la zona III de Diputación Provincial en el Almanzora, que apoyada por los municipios de Serón, Tíjola y Taberno traerá a estos pueblos la vida e historia de ‘Personajes ilustres del Almanzora’.

El salón de actos de esta localidad se llenaba de vecinos y familiares de la pianista Remedios Martínez Moreno (Serón 1903-1950) para escuchar la biografía guiados por los datos aportados por María Remedios y Francisco José Giménez Rodríguez.

El alcalde de Serón, Juan Antonio Lorenzo, daba la bienvenida al acto, agradeciendo a la familia su presencia y a Diputación la iniciativa. Lorenzo recordó la figura de la ilustre pianista, subrayando que con este homenaje se acerca la historia y la trayectoria de personajes ilustres a los más jóvenes. En el caso de Remedios Martínez Moreno, el ayuntamiento ya llevó a cabo un anterior homenaje reconocimiento con motivo del centenario de su nacimiento. El primer edil también recordó que el ayuntamiento está terminando un museo de historia donde la pianista ocupará un lugar destacado entre los personajes ilustres de Serón. El alcalde además agradeció el donativo de la familia al consistorio, que precisamente ha entregado al museo el piano de la reconocida pianista para que forme parte del patrimonio cultural del municipio. “Remedios Martínez moreno se merece que profundicemos en su biografía”, destacó, tendiendo la mano a la familia para una nueva publicación en torno a la célebre seronense.

Juan Torreblanca Martínez, en nombre de Diputación Provincial también agradeció la presencia familiar y los apoyos institucionales, explicando que con este proyecto, Diputación Provincial pretende dar a conocer la historia de personajes ilustres de todo el Almanzora. “Este valle está lleno de gente maravillosa que forman parte de nuestro legado patrimonial”, destacó Torreblanca.

La soprano Laura Moyano, acompañada del pianista Santiago Alonso, ofrecían el concierto ‘La hora española’, como complemento del acto de homenaje, en el que también se expusieron fotografías de época.

Segunda hija del matrimonio formado por María Dolores Moreno y Enrique Martínez Martínez, comerciante, un apasionado de la música y autodidacta en la interpretación de diferentes instrumentos. Desde los primeros años de su vida, la música constituye el eje central de la formación de Remedios. Alterna la enseñanza primaria con las clases de música que recibe en Madrid. En esta ciudad se examina en el Real Conservatorio como alumna libre. Finaliza la carrera de piano, con insólita precocidad, a los diez años de edad. Madrid y Serón serán los lugares de referencia durante su etapa adolescente, al tiempo que continúa su formación musical. Ella era consciente de su valía y de la calidad de sus interpretaciones.

Hacia 1920 obtiene el Premio Extraordinario Fin de Estudios y regresa a Serón, donde conoce al joven José Rodríguez Pérez, con el que se uniría en matrimonio un año más tarde, acaba de cumplir 18 años. De esta unión nacieron cinco hijos que ocuparon su vida como madre. La música, que había constituido la razón de ser de su existencia, quedó relegada a un plano secundario y anecdótico de su vida, amenizando las reuniones sociales celebradas en su casa, tocando el órgano en la iglesia del pueblo la noche de la misa de Navidad, o deleitando a los campesinos que escuchaban sus interpretaciones durante las noches de verano en el cortijo familiar, donde con enorme dificultad y, a lomos de una mula, consiguió Remedios llevar un piano. Como tantas otras mujeres inteligentes y sensibles para el arte, se vio atrapada por la sociedad que le correspondió vivir. Ser madre y artista no eran actividades compatibles en la sociedad española del periodo franquista y aún menos en este recóndito lugar de la geografía almeriense. La precocidad que presidió su vida se hizo patente también en su muerte: falleció antes de cumplir los 47 años.

Autor entrada: Redacción