Serón, parada gastronómica dentro de la oferta turística de ‘Costa de Almería’.

Una de las corrientes turísticas que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años es el que tiene a la gastronomía como hilo conductor. Miles de turistas visitan cada año la provincia buscando los productos más naturales de nuestra huerta, el pescado más fresco de la bahía de Almería y la carne más sabrosa y jugosa del mercado.

Dentro del destino ‘Costa de Almería’, si hay un nombre de referencia obligada en cuanto a su industria cárnica ese es Serón. Un pueblo enclavado en la Comarca de Almanzora que ha logrado mantener la tradición artesanal de productos como el jamón y los embutidos consiguiendo un resultado artesano de excelente calidad.

Trabajo, esfuerzo y dedicación que ha pasado de generación a generación obteniendo como fruto la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Jamón de Serón’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), reconocimiento que entró en vigor a principios del mes de septiembre de este año.

Para que una pieza tenga la denominación IGP ‘Jamón de Serón’ debe estar curado en la localidad de Serón mediante un proceso que incluye un período de secado-maduración natural de un mínimo de 12 meses de duración. El producto resultante es un jamón de color rojo y aspecto brillante al corte cuyo sabor es ligeramente dulce, poco salado, y que presenta un aroma que puede variar de medio a intenso.

El gran tamaño y la cantidad de grasa que caracterizan a este jamón curado proceden de las prácticas tradicionales de cría de los cerdos y curación de los jamones que se llevan a cabo en la población de Serón desde el siglo XVI.

Toda una vida dedicados a obtener el producto perfecto que ha calado en las fiestas y tradiciones del municipio. Con la llegada del verano, Serón se vuelca con su tradicional ‘Feria del Jamón’. Un evento que goza de gran popularidad entre los almerienses y turistas que acuden puntualmente el primer fin de semana del mes de julio a Serón para saborear jamones y embutidos que allí se producen.