Serón invertirá 600.000 euros en mejorar su espacio urbano y movilidad.

Ha sido seleccionado por el programa Ciudad Amable de la Junta, junto a 51 localidades de más de 400 presentadas en toda Andalucía.

El municipio de Serón ha sido uno de los 4 seleccionados en nuestra provincia para el proyecto de Ciudad Amable de la Junta de Andalucía; iniciativa que persigue un modelo de intervención urbana que genera nuevos puntos de encuentro ciudadano, resta espacio al coche y otorga mayor protagonismo al peatón y a la bicicleta. Precisamente en Serón y según explica el alcalde de la localidad, Juan Antonio Lorenzo, el proyecto está dirigido a una relajación del tráfico en la travesía de esta localidad para así obtener más espacio para peatones y bicicletas.

Así, está previsto un ensanchamiento de la calzada para desarrollar un carril bici y aceras adaptadas de dimensiones adecuadas para el paseo de viandantes.

La inversión prevista para el proyecto es de 600.000 euros, de los que el ayuntamiento pondrá el 30%; siendo el 70% la cantidad correspondiente a la Junta de Andalucía.

El ayuntamiento de Serón ha previsto ya una fase destinada a un proceso de participación ciudadana y una segunda etapa para la elaboración de los proyectos con la finalidad de informar a todos los vecinos y recoger sugerencias de estos.

La Avenida de Lepanto es una antigua vía comarca donde en la actualidad se concentran los comercios, servicios educativos, de salud y numerosas viviendas, por lo que el proyecto cuenta con un componente turístico por un lado y de movilidad sostenible por otro lado; puesto que el carril bici previsto conectará con la Vía verde de serón a través de la barriada de Los Zoilos. Esta travesía resulta un paso obligado para llegar al Instituto de educación Secundaria, al Cuartel de la Guardia Civil o al complejo deportivo municipal (piscina, campo de futbol, gimnasio, polideportivo, pádel…). De una forma u otra, es una arteria estructural del núcleo en la que el tránsito de entrada y salida al pueblo se complica especialmente a las horas punta de uso de todos estos centros enunciados.

El objeto de la intervención por tanto es doble, y único a la vez. Se tratará de conseguir una nueva mentalidad colectiva acerca de la movilidad, facilitando el acceso en bici a los habitantes de los núcleos menores por un lado, y por el otro, permitiendo que los habitantes del núcleo principal realicen sus actividades diarias a pie, convirtiendo la Avenida de Lepanto en una calle frente a la carretera que es hoy día.

Según explica el consistorio la conexión de la Vía Verde con la Avenida de Lepanto se realizará siguiendo el trazado de caminos rurales existentes. El trazado será tipo Vía Compartida Interurbana, donde convivirán los ocasionales vehículos que acceden al equipamiento deportivo o a los huertos próximos con los peatones o los ciclistas.

La intervención será mínima, principalmente de señalización y la única obra de alcance será la canalización de parte del río Almanzora para crear un vado, de forma que se pueda cruzar el río en los ocasionales momentos en los que lleve agua.

En el caso de la Avenida de Lepanto se actuará en dos escalas. De forma sistémica, se trabajará según la anchura de cada tramo, localizando las zonas de oportunidad y situando los principales puntos de conflicto. De forma pormenorizada, se estudiará la calle palmo a palmo, dando solución en detalle a cada situación.

Autor entrada: Redacción