Se consiguen 6,6 hectómetros cúbicos de agua del Tajo-Segura para abastecimiento y riego hasta junio.

La Junta de Andalucía hace ver a la Comisión del Trasvase las necesidades de la comarca por la falta de lluvias y las escasas reservas del pantano de Cuevas del Almanzora.

La comarca del Levante-Almanzora recibirá 6,55 hectómetros cúbicos de agua del trasvase Tajo-Segura hasta junio de este año, un volumen aprobado en la última reunión de la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo–Segura, que ha atendido la petición planteada por los representantes de la Junta de Andalucía en dicha Comisión, que han hecho ver las necesidades hídricas de la comarca almeriense para los próximos meses. Y es que, según el delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, “si no recibiéramos estas aportaciones hídricas no se podría garantizar en los próximos meses ni el abastecimiento humano, ni el suministro a miles de hectáreas de regadío de esta importante zona agrícola”.

Entre abril y junio, la comarca del Levante-Almanzora recibirá 2,5 hectómetros cúbicos para abastecimiento de la población y 4,05 para el riego de las explotaciones agrícolas de las comunidades de regantes almerienses usuarias de este. Se trate de los volúmenes máximos que legalmente le corresponden a Almería para el trimestre.

La representación de la Junta de Andalucía en la Comisión del Trasvase ha aportado un informe en el que se justifica la necesidad de esta transferencia de agua a la provincia de Almería, sobre todo, a la vista de la escasa pluviometría registrada en la zona del pantano de Cuevas del Almanzora en lo que va de año hidrológico 2013-2014. Y es que, desde octubre hasta febrero sólo se han registrado 32 litros de agua de lluvia por metro cuadrado, frente a los 79 recogidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, que también fue especialmente seco –un 73% menos respecto de la media histórica para este periodo, que es de 118,4 litros por metro cuadrado-. Estos 32 litros recogidos hasta febrero, según José Manuel Ortiz, “ponen de relieve que estamos ante uno de los años más secos de la historia y que, en caso de no llover en lo que resta de año hidrológico, posiblemente se superen todos los registros históricos en cuanto a escasez de precipitaciones en esta zona”.

La Comisión Central de Explotación ha decidido aprobar los volúmenes trasvasables para el próximo trimestre frente a reuniones precedentes donde se aprobaban para los siguientes seis meses, motivándolo en que el Gobierno central prevé aprobar en los próximos 3 meses tanto el Plan Hidrológico de la cuenca del Tajo así como un Real Decreto donde se recojan las nuevas normas de explotación para este trasvase.

El pantano, al 15% de su capacidad

Asimismo, la Junta de Andalucía ha hecho ver a la Comisión del Trasvase la situación en la que se encuentra el pantano de Cuevas, que ha pasado de almacenar unos 48 hectómetros cúbicos al inicio de octubre de 2012, a poco más de 24 hectómetros cúbicos disponibles, a finales de febrero, lo que representa el 15,28% de su capacidad (161,31 Hm3).

La escasa pluviometría explica que el pantano de Cuevas del Almanzora sólo haya recibido en entre octubre y febrero 756.797 metros cúbicos procedentes de su propia cuenca. En total, en estos 5 meses, el pantano ha recibido 5,74 hectómetros cúbicos procedentes, en su mayor parte, de los trasvases Negratín-Almanzora (2,3) y Tajo-Segura (2,7). Estas aportaciones a la presa procedentes de los trasvases, han estado motivadas por la rotura de las tuberías a raíz de las lluvias torrenciales del 28 de septiembre de 2012.

Una vez que la Junta de Andalucía ha concluido las obras de restitución de dichas conducciones y que se han puesto de nuevo en servicio -a primeros de marzo-, el agua se suministrará directamente a los usuarios de abastecimiento y riego sin necesidad de pasar por la presa de Cuevas, con lo que las pérdidas por evaporación y filtración disminuirán notablemente consiguiéndose una mayor eficiencia en el uso del agua, aumentando la disponibilidad de agua en destino y reduciendo los costes.

El Delegado Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Almería ha mostrado su confianza en que con la nueva normativa anunciada por el Ministerio, la provincia de Almería pueda seguir recibiendo, al menos, los mimos volúmenes que con las reglas actuales, lo que debería traducirse en un trasvase anual de hasta 25 hectómetros cúbicos, que sumados a los 50 del Negratín dotarían a la provincia de unos 17 hectómetros con destino a las poblaciones que permitirían abastecer a unos 150.000 habitantes, y hasta 58 hectómetros cúbicos que asegurarían el riego de unos 24.000 hectáreas de terrenos agrícolas de estas comarcas almerienses.

Desalinizadora del Bajo Almanzora

A la vista de las dificultades para atender las necesidades hídricas de la comarca, el delegado de la Junta ha mostrado su inquietud por la postura de Gobierno de España a propósito de la desalinizadora del Bajo Almanzora, ya que ha transcurrido más de dos años desde que quedara inutilizada por las lluvias torrenciales de septiembre de 2012, y aún no se conocen las previsiones de la sociedad estatal Acuamed para acometer su reparación y puesta en servicio.

José Manuel Ortiz confía en la responsabilidad del Gobierno de España y espera que en breve adoptará las medidas necesarias para poner en servicio esta infraestructura -en la que se invirtieron más de 75 millones de euros-, y que puede aportar hasta 20 hectómetros cúbicos de agua al año, volumen que junto con los trasvases del Tajo y del Negratín, permitirán poner fin a déficit hídrico de las comarcas del Almanzora y el Levante, así como contribuir a la recuperación de los acuíferos subterráneos.

Autor entrada: Redacción