Reeditada la primera obra de Álvarez de Sotomayor en el centenario de su publicación.

La edición del libro está patrocinada por la Universidad de Almería y coordinada por Pedro Perales Larios.

Con motivo del centenario de la publicación del primer libro del poeta Sotomayor en 1913, “Mi Terrera”, el ayuntamiento de Cuevas del Almanzora ha organizado un evento en el que se presentará una nueva edición del libro, edición patrocinada por la Universidad de Almería, y el descubrimiento de un busto del poeta realizado por la Escuela del Mármol de Andalucía en la glorieta que lleva su nombre.

El verdadero valor de la obra de Sotomayor radica en ser la principal fuente y documento de valor lingüístico, histórico, social, etnográfico, etc. de que dispone la comarca almeriense del Valle del Almanzora. Sotomayor escribía consciente de que su obra era la única que encerraba esos valores y constantemente lamenta que sus paisanos no sean capaces de comprenderla ni apreciarla, hasta el extremo de llegar al convencimiento de que tanto su persona como su obra, de forma paradójica, suscitaban la indiferencia o, incluso, el desprecio.

Esta obra es un continuo canto a los valores del campo y las gentes que lo trabajan, al tiempo que un profundo lamento o elegía ante los sufrimientos, miserias y calamidades emanadas tanto de las circunstancias sociales como geográficas y climatológicas a que los labriegos se veían irremisiblemente obligados a enfrentarse a cambio de conseguir los medios para su austera y humilde existencia.

Se trata, además, de uno de los pocos escritores genuinamente regionales que han dado las letras andaluzas, en el sentido de haber sabido ofrecer una imagen cabal de la realidad social que envuelve a las clases más oprimidas de su tierra, y haber sabido hacerlo sin ningún tipo de bagaje simbolista ni grandilocuente, de forma sencilla y verdadera, a diferencia de algunos otros escritores bastante más famosos y conocidos que deliberadamente o no, han contribuido con sus obras a popularizar la tan lamentablemente difundida imagen de la Andalucía de charanga y pandereta que tanto ha perjudicado y siguen aún perjudicando a nuestra tierra. Sotomayor, hemos de reconocerlo, está libre de esta culpa.

De Sotomayor podemos afirmar que es el mejor historiador de la cuenca baja del río Almanzora. Lo que sucede es que no escribe una historia tradicional, sino que lo hace con su poesía, poniendo como protagonistas de la misma a las sencillas gentes que dedicaron sus vidas a las labores del campo, y lo hace sirviéndose de su propia modalidad lingüística para narrar las pequeñas cosas que constituyen la vida cotidiana, lo que Unamuno denominó como intrahistoria, para trascender a la otra historia, la de los historiadores al uso.

OBRAS PUBLICADAS:

POESÍA: Mi Terrea, Rudezas, Alma Campesina, Campanario, Isabel, Místicas, Los Caballeros del Campo y Romancero del Almanzora.

TEATRO: La Seca, La Enlutaíca, Los Lobos del Lugar y Pan de Sierra.

También tiene obras inéditas.