Opinión. «Barrio olvidado en Vera Playa».

Jose Luis Peñalver Paret .

Veraneo en Vera Playa y me gustaría denunciar la dejadez del ayuntamiento en el barrio de las Salinas, en concreto en la avenida Cañada Julián.

Los matojos crecen sin control en las aceras, quedando impracticables. Hay pasos de cebra que no se pueden ni cruzar. Han quitado las papeleras, los parques están descuidados, nunca los limpian, los niños se resbalan y se caen al jugar porque el suelo de goma esta cubierto de arena. Crecen los arbustos entre los toboganes y columpios, hay senderos que ya no se pueden atravesar. La mayoría de las farolas están apagadas porque las que se funden no las arreglan, de forma que el parque por la noche queda oscuras.

Por no hablar del acceso a las playas. Llevamos años demandando un paso para peatones, porque ahora mismo hay que jugarse la vida para cruzar la carretera y poder bajar a la playa, a la zona de bares y restaurantes o al Consum. Me refiero al cruce de la avenida del Salar con la carretera principal, donde el carril bici y las aceras terminan abruptamente en la cuneta de la nacional.

Este verano he vuelto a ver cómo cruzan la carretera familias con niños pequeños. Corren con chanclas y toallas, se paran en mitad de la carretera porque viene algún coche embalado por el otro lado, hay frenazos…
Y cada año más, pues poco a poco las urbanizaciones de mi barrio siguen vendiendo apartamentos, afortunadamente.
Es cuestión de tiempo que ocurra una desgracia.

Es un barrio de urbanizaciones para turistas, y es una vergüenza que el ayuntamiento trate así a los veraneantes, que pagamos el IBI como todo el mundo.