La provincia genera más de 4.700 toneladas de aceite usado susceptible de convertirse en biodiésel.

La provincia de Almería genera anualmente 4.775 toneladas de aceite usado que es susceptible de ser tratado para la generación de biodiésel con el que se obtendría de forma potencial 4.300 toneladas de combustible equivalente al petróleo en caso de que todas ellas pudieran ser recogidas y procesadas para la generación de energía.

Así lo recoge el último informe sobre biocarburantes realizado por la Agencia Andaluza de la Energía en el que se señala que el aprovechamiento de los aceites vegetales usados ha adquirido una gran importancia en los últimos años debido a su aptitud para ser empleado como materia prima en la fabricación del biodiésel.

El documento señala la creación de empresas y de proyectos que amplían los lugares de recogida que hasta hace seis años se limitaban a grandes centros de consumo, y en la actualidad alcanzan la recogida domiciliaria, por lo que en la región hay ya 26 gestores autorizados que recogen aceites vegetales usados, aunque prácticamente todos son procedentes de la actividad de la hostelería, restauración y catering.

Actualmente, la provincia cuenta en funcionamiento dos plantas de biodiésel, que suman una capacidad de producción total de 13.500 toneladas al año de energía equivalente al petróleo, lo que representa el 1,3 por ciento de la capacidad instalada de biodiésel en Andalucía.

Según el último informe sobre las infraestructuras energéticas de la provincia, las dos plantas de biodiésel en funcionamiento se ubican en Níjar (Albabio), que genera anualmente 8.100 toneladas de combustible equivalente a petróleo, y otra en Cuevas del Almanzora (Biocarburos del Almanzora), que crea a partir de esta biomasa los 5.400 toneladas restantes.

Respecto a la distribución de biocarburantes, Almería dispone de ocho estaciones de servicio al público donde se comercializa biodiésel en mezcla con el gasóleo en proporciones que van desde el diez por ciento de biodiésel en gasóleo hasta biodiésel puro, aunque las mezclas comúnmente comercializadas son B10, B20 y B30 que hacen referencia a la proporción de biodiésel contenida en la mezcla.

Autor entrada: Redacción