Ayuntamiento de Albox.
Ayuntamiento de Albox.

El Ayuntamiento de Albox muestra su satisfacción por la decisión judicial que acepta su recurso tras la condena a abonar 1.289.979 euros a la empresa Cespa (que gestionaba la limpieza del municipio desde 1999) y que finalmente no tendrá que pagar. Así, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha revocado la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número Tres de Almería, que condenaba al Consistorio a abonar a la que era concesionaria del servicio de Parques y Jardines, Cespa, la cantidad de 1,2 millones de euros en concepto de lucro cesante, ya que esta empresa solicitaba dicho importe por daños y perjuicios, tras resolverse el contrato de limpieza, que ha estado en en vigor desde el año 1999 hasta el año 2012.

Aunque inicialmente estimó la demanda de la empresa, condenando al Ayuntamiento a pagar esa importante cantidad que habría supuesto un golpe para las arcas municipales de todos los albojenses, tras el recurso interpuesto por el letrado del Ayuntamiento, el citado pronunciamiento ha sido revocado, dejándose sin efecto la indemnización de 1.289.979 euros. Además, si se hubiera confirmado este pronunciamiento los intereses legales hubiera ascendido a 400.000 euros.

Con este resultado, la empresa ha visto desestimada su petición principal que se dirimía en este procedimiento. La otra cuestión que no ha sido aceptada en el recurso hace referencia a la reversión y amortización de los bienes de Cespa, como vehículos y maquinaria, que ahora son del Ayuntamiento. En este caso el importe es de 202.000 euros.

De este modo, el Ayuntamiento de Albox ha evitado una condena dineraria superior a 1.800.000 euros en concepto de lucro cesante, más intereses y costas. Lo prioritario era evitar una injusta indemnización por daños y perjuicios por lucro cesante, concepto que se corresponde al supuesto beneficio económico que la empresa ha dejado de obtener, con ocasión de la resolución del contrato. El letrado del Consistorio consideró que la normativa legal en que se sustentaban los fundamentos de Cespa eran erróneos, y que a través de ellos la empresa no podía obtener un enriquecimiento injusto.

En este sentido, el alcalde de Albox, Francisco Torrecillas, ha manifestado su “satisfacción” ante una decisión judicial que ha considerado “una buena noticia” para la salud económica del Ayuntamiento y por lo tanto “de todos los albojenses”.