La Junta recupera el potencial forestal en 250 hectáreas de montes públicos dañados por incendios en la provincia.

Los trabajos, dentro del Plan de Choque por el Empleo, han generado 4.150 jornales en Oria, Albox, Lúcar, Rioja, Alhama de Almería y Vícar.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recuperado el potencial forestal en unas 250 hectáreas de montes públicos de seis municipios de la provincia de Almería que en años pasados se vieron dañados por incendios. Los trabajos, del Plan de Choque por el Empleo en Andalucía, forman parte del Programa de Mejora Forestal y Regeneración Medioambiental y Rural, y se han llevado a cabo en los municipios de Oria, Albox, Lúcar, Rioja, Alhama de Almería y Vícar.

Con una inversión de 384.000 euros y la generación de 4.150 jornales, el proyecto ha consistido la realización de tratamientos selvícolas de claras, clareos y podas en pinares y realce de encinares, medidas de prevención de incendios forestales. En Alhama de Almería, los trabajos se han realizado en 47 hectáreas del monte público; en Rioja, en el monte La Palmilla y el Puntal, en una superficie de 58 hectáreas; en Albox en una superficie de casi 14 hectáreas del monte la Solana; en Oria, en más de 100 hectáreas de la Sierra de Oria; y en Vícar, en 28 hectáreas del monte Casablanca.

Actuaciones contra el fuego y la erosión

Los trabajos de tratamientos selvícolas de conservación y mejora de masas forestales en montes públicos de Almería, incluidos en el Plan de Choque, supondrán una inversión de 5,8 millones de euros, que generarán casi 48.000 jornales en la provincia, cofinanciados por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).
Con estos trabajos, según el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se pretende reforzar el carácter de utilidad pública de las tierras forestales y tierras forestadas y conservar la flora y la fauna silvestres y sus hábitats a través de acciones de mejora y fomento de setos, sotos, bosques en galería, herrizas y bosques isla; el cercado de lagunas, charcas y balsas; la restauración de zonas húmedas; la creación y mejora de infraestructuras para la producción; la adaptación al medio de conejo y perdiz y la siembra de herbáceas para la alimentación de fauna silvestre.

Para la selección de las zonas de actuación se han priorizado factores como el nivel de desempleo agrario registrado, la superficie de monte propiedad de la Junta, así como los incluidos en el Catálogo de Utilidad Pública; los montes incluidos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, y el índice de ruralidad del municipio.

El Plan de Choque en la provincia de Almería, además de los trabajos de tratamientos selvícolas que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, incluye una inversión de 3,2 millones de euros de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural para la mejora de caminos rurales. En su conjunto, la inversión asciende a 9 millones de euros. El objetivo principal, según recuerda José Manuel Ortiz, es la promoción del llamado ‘empleo verde’ en 82 municipios de la provincia, con la generación de unos 58.600 jornales.