El Delegado, Miguel Ángel Tortosa.

La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio ha reactivado la Formación Profesional para el Empleo (FPE) con la aprobación de 4.901.215 euros en ayudas para impartir 116 cursos para personas desempleadas y trabajadores en activo por parte de 32 entidades formativas de la provincia. Así lo ha anunciado hoy el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Miguel Ángel Tortosa López, quien también ha trasladado el malestar de la Junta por el último recorte aplicado por el Gobierno central a los fondos que Andalucía recibe para llevar a cabo Políticas Activas de Empleo (PAEs) “y que supone un nuevo castigo para las 86.500 personas desempleadas de nuestra provincia”.

De los 116 cursos, que se impartirán a lo largo de 2017, el 19% se enmarcan en los servicios administrativos, seguidos de los idiomas (13%), la atención sociosanitaria, las TIC y el comercio (8% cada una), la construcción, la hostelería y la peluquería y estética.

Tortosa López ha recordado que desde 2012 la Junta no había convocado cursos “debido a la judicialización a la que el PP ha sometido al Gobierno andaluz con esta política activa de empleo” y ha subrayado que “una vez revisados todos los expedientes de ayudas concedidas en Andalucía y limpiado cualquier sombra de duda sobre la Formación Profesional para el Empleo, la Junta ha reactivado esta importante herramienta para la mejora de la empleabilidad de las personas en paro y los trabajadores en activo y también de la competitividad empresarial, a través de la incorporación de personal cualificado”.

Además, ha destacado de que en la nueva convocatoria de cursos se han reforzado las condiciones exigidas para poder impartir cursos y recibir ayudas, así como el proceso de justificación de las mismas con mayores controles, y ha informado de que tras revisar los expedientes de subvenciones concedidas en Almería para FPE se han iniciado 141 expedientes de reintegro para recuperar 1,7 millones de euros.

Miguel Ángel Tortosa ha criticado “la farsa que el Partido Popular creó en torno a la Formación Profesional para el Empleo y que ha perjudicado a las personas desempleadas y entidades que imparten los cursos, paralizando la formación”, así como “el daño moral irreparable causado por acusaciones que se han demostrado sin fundamento a personas como la ex delegada de Empleo Francisca Pérez Laborda y funcionarios de la Delegación, que aún siguen esperando las disculpas del PP”, que tampoco han llegado a las entidades que impartieron cursos y sobre las que también se sembraron dudas.

En este sentido, el delegado ha señalado que “las mentiras del Partido Popular se han ido desmontando con la Comisión de Investigación Parlamentaria sobre la FPE y con cada sobreseimiento de casos en los juzgados”, explicando que la Delegación Territorial tiene hasta la fecha comunicación de 9 casos sobreseídos de los 23 sobre los que se había abierto diligencias.

Tortosa López ha recordado que en otras 11 comunidades autónomas se detectaron irregularidades en la FPE “pero sólo en Andalucía se ha sometido a tal acoso a la administración, sus altos cargos y funcionarios por parte del PP, que al ver desmontada la farsa en torno a la Formación persiste en su castigo a los andaluces y andaluces volviendo a recortar los fondos para desarrollar Políticas Activas de Empleo”.

Recortes del Gobierno central en Políticas Activas de Empleo.

Así, el delegado ha informado de que en la Conferencia Sectorial de Empleo celebrada la semana pasada en Madrid “la ministra andaluza Fátima Báñez volvió a hacer de verdugo para Andalucía ejecutando otro recorte de presupuesto, como viene haciendo el Gobierno del PP desde que llegó al poder en 2011”, acumulando un descenso del 53% y casi 2.200 millones de euros “que tendrían que haber venido a Andalucía para combatir el desempleo justo cuando más se necesitaban”.

Según ha detallado Miguel Ángel Tortosa, Andalucía recibirá 358,2 millones y es la única comunidad autónoma que perderá fondos, un 3,95% menos que el año anterior, dejando de percibir 13,3 millones de euros, mientras que las demás comunidades autónomas dispondrán de un 5,14% más de presupuesto para Políticas Activas de Empleo.

Tortosa López ha criticado “la falta de transparencia por parte del ministerio de Fátima Báñez a la hora de explicar los criterios para este nefasto reparto”, entre los que están la adjudicación de fondos basándose en la evaluación de los programas de 2016, así como la “retorcida e injusta excusa del Gobierno del PP de que Andalucía recibe menos dinero por no haber ejecutado cursos de FPE el año pasado, ya que sabe perfectamente que no se puede hablar de incumplimiento de objetivos al no haber cursos”.

Para el delegado territorial, “no es de recibo que Andalucía, con el 26% de los parados de España, reciba sólo el 18% de los fondos, que la inversión del Gobierno del PP por cada persona desempleada en Andalucía haya bajado de 749 a 405 euros desde 2011 y que se siga negando a nuestra tierra un Plan Especial de Empleo que se lleva exigiendo cinco largos años, pero que sí se ha concedido a Canarias en 2017 y que ahora se ha denegado a Extremadura porque ya no la gobierna el Partido Popular”.

Miguel Ángel Tortosa ha vuelto a reclamar un Plan Especial de Empleo y que Andalucía disponga de los fondos de Formación para el Empleo que no ha podido ejecutar a causa de la judicialización de los cursos, y ha exigido que “el presupuesto que se destina a nuestra tierra se correspondan con el peso que tiene su tasa de paro, y, en definitiva, que el Gobierno de Mariano Rajoy deje de castigar a los andaluces y almerienses por el mero hecho de que no les hayan votado”.