Imagen de la reunión mantenida en Serón.

La localidad de Serón ha acogido una jornada de trabajo para asentar las líneas de implantación del Plan de Gestión Integral de los Montes Públicos de la Sierra de Los Filabres (PGI), una iniciativa de la Junta para impulsar la economía local y la generación de empleo que contará con un presupuesto de casi dos millones de euros para los próximos diez años. En el encuentro, el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, y los representantes municipales de los veinticinco pueblos de la comarca han establecido los objetivos y el calendario de actuaciones para 2018 a las que se destinarán unos 594.000 euros.

Enríquez ha explicado los trabajos que desarrollará la Junta dentro del PGI y los que se realizarán aprovechando las sinergias con proyectos e iniciativas promovidas por las administraciones locales. El Plan de Gestión Integral de los Montes Públicos de la Sierra de los Filabres se desarrollará en 37.126 hectáreas de territorio forestal distribuidas por las poblaciones de Abla, Abrucena, Albanchez, Alcóntar, Armuña de Almanzora, Bacares, Bayarque, Cantoria, Castro de Filabres, Fines, Fiñana, Gérgal, Laroya, Líjar, Macael, Nacimiento, Olula de Castro, Purchena, Senés, Serón, Sierro, Suflí, Tahal, Las Tres Villas y Velefique. Se prevé que genere en total unos 83.980 jornales directos, que darán también la seguridad necesaria para poder influir en el desarrollo empresarial de estos territorios a medio y largo plazo.

En este sentido, el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, ha destacado “la necesidad de aunar esfuerzos para avanzar en este plan que abrirá nuevas oportunidades para la actividad empresarial, la generación de riqueza y la creación de empleo a la vez que garantizará y consolidará la conservación del patrimonio natural con una gestión más autosuficiente y una percepción más positiva de los montes”.