Urracal naturalmente
Publicidad

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha otorgado la autorización ambiental al Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora para el desarrollo del proyecto de agrupación de vertidos y nueva estación depuradora en el paraje de Burjulú del mencionado municipio.

Según la resolución, consultada por Europa Press y rubricada el pasado 1 de marzo por la delegada de Agricultura en Almería, Aránzazu Martín, el proyecto contempla obras necesarias para la agrupación de vertidos de todo el término municipal de Cuevas del Almanzora y la construcción de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) diseñada para cubrir las necesidades de la población hasta el año 2031.

En este sentido, la nueva estación contará con una capacidad de depuración de 34.405 habitantes o equivalentes, mientras que las dos EDAR existentes actualmente en el municipio serán dadas de baja una vez puesta en funcionamiento la nueva estación.

La EDAR se encuentra ubicada en el paraje El Burjulú, a unos 792 metros al suroeste del núcleo de Las Herrerías y a unos 700 metros al sureste del núcleo de Las Riojas, cuyo acceso se sitúa en uno de los márgenes del río Almanzora al que se realizará el vertido a través de una conducción de 210 metros.

La depuradora ha sido diseñada para el tratamiento de las aguas residuales de naturaleza urbana o asimilable generadas en los núcleos urbanos de Cuevas del Almanzora, Palomares, Villaricos y Las Herrerías, de modo que dichos efluvios entrarán a la EDAR a través de tres conducciones distintas. De entre ellas, la más importante por gravedad será la que proceda del núcleo de Cuevas del Almanzora.

El sistema prevé un pretratamiento para la eliminación de elementos de mayor tamaño para un posterior tratamiento biológico mediante dos reactores de aireación prolongada con nitrificación, desnitrificación y eliminación de fósforo. Finalizada la degradación de la materia orgánica el agua pasa a un decantador donde el fango biológico se separa del agua depurada.

Así, el agua atraviesa un proceso de desinfección para reducir los microorganismos patógenos que queden en ella mediante la inyección de hipoclorito sódico en cámara de contacto antes de su liberación. La depuradora contempla además sistemas de desodorización mediante filtros de carbón activo.

Fuente: EuropaPress