La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio ha aprobado la concesión de 14 incentivos a otras tantas empresas y autónomos de la provincia de Almería para que realicen proyectos de mejora en su seguridad y salud laboral, incentivos que alcanzan una cuantía total de 111.823 euros, facilitando una inversión superior a 158.000 euros, y que se enmarcan en la convocatoria de 2016 de las subvenciones a pymes y autónomos para el desarrollo de proyectos de prevención de riesgos laborales.

La mayor parte de las ayudas concedidas, concretamente 9 de las 14, corresponde a la línea de apoyo para la implantación de nuevos equipos y medidas de seguridad, con una cuantía global aprobada de 88.052 euros para una inversión realizada de 12.700. Los proyectos apoyados incluyen la compra de maquinaria más segura para realizar trabajos relacionados con electricidad, construcción, elaboración de aceite de oliva, movimiento de cargas, trabajos en altura, aspiración de polvo de sílice, y extracción de contaminantes químicos en forma de polvo. Las empresas y profesionales autónomos beneficiarios de esta línea de ayudas tienen un plazo de entre 3 y 9 meses para ejecutar los proyectos.

Además, se han aprobado otros 5 incentivos por un total de 23.771 euros para la implantación y certificación de la norma OHSAS 18001, que especifica los requisitos para aplicar un sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo. Estas ayudas apoyarán una inversión de casi 32.000 euros por parte de cinco empresas de diversos sectores, que tendrán 12 meses para realizar los proyectos.

La resolución de la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de Almería por la que se aprueban las ayudas dirigidas a pymes y autónomos para el desarrollo de proyectos de prevención de riesgos laborales puede consultarse en la página web de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, en el siguiente enlace: http://juntadeandalucia.es/organismos/empleoempresaycomercio/servicios/anuncios.html.

La orden de ayudas en la que se enmarca esta convocatoria comprende cuatro líneas: la primera de ellas recoge una horquilla de entre 2.000 y 18.000 euros con un máximo del 75% de la inversión, está destinada a incentivar proyectos que mejoren la estructura preventiva propia en la empresa, como la implantación de servicios de prevención propios o mancomunados; la formación en seguridad laboral o los gastos de contratación de técnicos de seguridad.

La segunda línea de ayudas, que incluye los mismos incentivos económicos que la anterior, financia la puesta en marcha de proyectos que faciliten el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad laboral. Se incentivan tanto los programas de actuación específicos para prevenir accidentes que haya sufrido la empresa como el diseño de sistemas de gestión de seguridad y salud Laboral; los diagnósticos de riesgos emergentes; los planes de formación específica o estudios ergonómicos y psicosociales, entre otras medidas.

La tercera línea de incentivos que incluye la nueva orden, recoge ayudas de entre 2.000 y 18.000 euros, con un máximo del 75% de la inversión, para la implantación de nuevos equipos y medidas de seguridad. Se subvenciona desde la adaptación hasta la compra de equipos de seguridad en los distintos sectores, incluyendo por ejemplo la sustitución en el sector de la construcción de andamios de trabajo antiguos o defectuosos por aquellos que se ajustan a la normativa europea; las instalaciones necesarias para prevenir riesgos químicos, o los equipos necesarios para la maquinaria y tractores agrícolas y los trabajos de transformados de cuarzo.

Por último, la cuarta línea de ayudas, que recoge incentivos de entre 1.500 y 12.000 euros con un tope del 75% de la inversión, incluye subvenciones destinadas a promover el diseño de proyectos innovadores y el desarrollo e intercambio de buenas prácticas preventivas entre las empresas.