foto-la-silveria-purchena-48

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha adjudicado el aprovechamiento de pastos en montes públicos de la Sierra de Filabres. En total, son siete lotes de pastos situados en los términos municipales de Alcóntar, Bacares, Fiñana, Gérgal, Senés, Serón y Velefique que suman una superficie de 12.236 hectáreas. Técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua han mantenido un encuentro en el Centro de Defensa Forestal de Serón con los ganaderos adjudicatarios para abordar el desarrollo de esta actuación que forma parte del Plan de Gestión Integral de los Montes Públicos de la Sierra de Los Filabres (PGI), una iniciativa de la Junta para impulsar la economía local y la generación de empleo que contará con un presupuesto de casi dos millones de euros para los próximos diez años.

Además de resolver dudas y entregar el documento de adjudicación, los técnicos de Medio Ambiente explicaron los mecanismos de coordinación entre el pastoreo y el aprovechamiento cinegético que ya existe en estos espacios y facilitaron a los ganaderos la cartografía de cada monte detallando la ubicación de los cortafuegos en aquellos que están incluidos en el programa RAPCA de pastoreo controlado para el mantenimiento de estos elementos de protección ante incendios forestales.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio puso en marcha por primera vez en 2005 el programa Red de Áreas Pasto-Cortafuegos (RAPCA) que facilita la utilización del pastoreo controlado “como herramienta de prevención de incendios y permite un mantenimiento sostenible y tradicional del monte mediterráneo andaluz, al tiempo que fomenta el oficio de la ganadería”, ha explicado el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez.

PGI Sierra de los Filabres

El Plan de Gestión Integral de los Montes Públicos de la Sierra de los Filabres se desarrollará en 37.126 hectáreas de territorio forestal distribuidas por las poblaciones de Abla, Abrucena, Albanchez, Alcóntar, Armuña de Almanzora, Bacares, Bayarque, Cantoria, Castro de Filabres, Fines, Fiñana, Gérgal, Laroya, Líjar, Macael, Nacimiento, Olula de Castro, Purchena, Senés, Serón, Sierro, Suflí, Tahal, Las Tres Villas y Velefique. Se prevé que genere en total unos 83.980 jornales directos.

Enríquez ha insistido en “la necesidad de aunar esfuerzos para avanzar en este plan que abrirá nuevas oportunidades para la actividad empresarial, la generación de riqueza y la creación de empleo a la vez que garantizará y consolidará la conservación del patrimonio natural con una gestión más autosuficiente y una percepción más positiva de los montes”.