José Pérez defiende su gestión ante el Juez.

Declara en el juzgado de Purchena acusado de presuntas irregularidades derivadas de una polémica auditoría.

En la mañana de ayer, el ex alcalde de Oria José Pérez, declaró ante el titular del juzgado de Purchena con motivo de las denuncias presentadas por el actual regidor orialeño, Marcos Reche. Dichas acusaciones cuestionaban la gestión que Pérez realizó mientras estuvo al frente de la corporación municipal, periodo durante el cual nunca fue advertido de irregularidad alguna por el secretario del ayuntamiento.

Respaldado por la presentación de certificados y acuerdos de plenos y juntas de gobierno donde se tomaron algunas de las cuestionadas decisiones durante la anterior legislatura, Pérez ha dado su versión de las siete presuntas irregularidades por las que ha sido cuestionado.

Una de las presuntas irregularidades más criticadas por el actual Gobierno local fue la presunta contratación a dedo de hasta cincuenta personas. Sobre este punto, José Pérez ha explicado el proceso seguido para realizar dichas contrataciones, siendo una parte de las mismas “renovaciones de contratos iniciados por corporaciones anteriores”. En el caso de los empleos de la escuela de verano, el ex alcalde ha recordado que a partir de 2009 las contrataciones se hicieron siguiendo unas bases “aprobadas y publicadas”. En años previos la prestación de este servicio habría sido ejecutada por una empresa privada, de la que constarían “los proyectos y las memorias justificativas”.

Pérez ha explicado también las contrataciones de nueve monitores para actividades deportivas “sin procedimiento administrativo alguno”, según la denuncia. A este respecto, el ex alcalde ha presentado el convenio de colaboración firmado entre el Ayuntamiento y el Colegio San Gregorio, en cuyos técnicos recaía la “responsabilidad de elaborar el programa y ejecutarlo”. Un convenio aprobado en pleno anteriormente.

Además de las contrataciones de personal, el actual alcalde ha llevado ante la justicia otras cuatro contrataciones, en este caso de empresas para la ejecución de diferentes trabajos en el término municipal. Una de ellas fue la contratación “directa” y “sin procedimientos de adjudicación”, según la denuncia, de la compañía encargada de la segunda y tercera fase de la guardería. El ex regidor ha negado este procedimiento y ha aseverado que fue la Junta la que decidió conceder la subvención “en tres fases” y que se realizó un proceso de adjudicación “por procedimiento abierto” que derivó en una resolución de Alcaldía, lo que se repitió en fases posteriores, según José Pérez.

En otros casos, Pérez no ha mostrado documento alguno al tratarse, según la versión dada, de obras o proyectos realizados por otras administraciones públicas, entre las que se encuentran la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía. Este sería el caso del pabellón de deportes y del espacio cultural ‘El Pósito’. “Es una obra provincial con aportación de fondos municipales”, ha manifestado sobre este último trabajo.

Todas estas presuntas irregularidades han sido informadas a través de una polémica auditoría encargada por el gobierno del PP.