Conseiller, lors de la présentation.

Le ministre de l'Environnement et de l'Aménagement du territoire, José fiscal, Il a joué dans Seron (Almería) Plan de gestion complète (PGI) des forêts publiques de la Sierra de Los Filabres. Immédiatement, le ministre a souligné que le Conseil a déjà approuvé le PGI dans les huit provinces de la communauté autonome, de los que en la actualidad hay siete en funcionamiento, con un presupuesto estimado de ingresos de las actividades que se realicen en los montes públicos de casi 44 millones de euros en los diez años desde que se aprueba cada uno de estos planes.

Además del PGI de la Sierra de los Filabres, en estos momentos la Consejería desarrolla estos planes en la sierra occidental de Córdoba, la Sierra Norte de Sevilla, el Parque Natural de Los Alcornocales, el Plan del Mustio, en la provincia de Huelva, el del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama en Granada y Málaga y el de Sierra Morena de Jaén.

Fiscal ha señalado que la Consejería persigue, a través de ellos, implantar un nuevo modelo de gestión de los montes públicos, con especial incidencia en la economía local y de proximidad, generando alternativas sostenibles en la región e incidiendo en la reinversión de los beneficios económicos de los aprovechamientos forestales en los propios montes de una forma continuada en el tiempo. “Un nuevo modelo ajustado a cada territorio, basado en la generación de empleo estable y sostenible. Un modelo participativo en el que es básica la colaboración entre la Junta, los ayuntamientos y las empresas”, expliqué. En ce sens,, ha añadido que “aspiramos a que este modelo de gestión de los montes de titularidad pública, sea un ejemplo para los propietarios de fincas privadas. Tengan en cuenta que de los tres millones de hectáreas forestales de la comunidad, solo 600.000 hectáreas son públicas”.

PGI de los Montes Públicos de la Sierra de los Filabres
El Plan de Gestión Integral de los Montes Públicos de la Sierra de los Filabres se desarrollará en 37.126 hectáreas de territorio forestal de 25 términos municipales de poblaciones de esta sierra: Abla, Abrucena, Albanchez, Alcóntar, Armuña de Almanzora, Bacares, Bayarque, Chanter, Castro de Filabres, Amendes, Fiñana, Gérgal, Laroya, Líjar, Macael, Naissance, Olula de Castro, Purchena, Senés, Sacoche, Sierro, Suflí, Il tira, Las Tres Villas et Velefique. Cuenta con una previsión presupuestaria de 1,9 millones de euros para los próximos diez años. En ese decenio, se prevé que genere en total unos 83.980 les salaires directs, que generarán también la seguridad necesaria para poder influir en el desarrollo empresarial de estos territorios a medio y largo plazo.

Aussi, el plan se articula a través de varias estrategias generales, como la destinada a potenciar y valorizar los aprovechamientos existentes y potenciales (madera, biomasa, pâturage, apícola, micológico, cinegético, turístico, etc) o la destinada a mejorar el medio natural, a través de la gestión de la estructura de la vegetación y la conservación y mejora de infraestructuras. Según José Fiscal, “se puede realizar un aprovechamiento de los montes sin esquilmarlos y generar riqueza, empleo de calidad, siendo a la vez un elemento de fijación de la población al territorio”.