Urrácal naturellement
publicité

El Ayuntamiento de Vera celebró este martes el Día Internacional del Libro con una gala en la que reconoció la labor de cuatro reputados escritores veratenses y les hizo entrega de la Pluma de Oro. Los galardonados fueron la Noelia Pérez Ponce, Diego Alonso Cánovas, Francisco Flores Pérez y Diego Ramírez Soler.

mairesse Vera, Felix Lopez, explicó que se ha rendido homenaje “a nuestros creadores, quienes nos hacen vivir fantasías, adquirir conocimientos e información que elevan nuestra capacidad de opinión, o que nos hacen viajar a través de sus obras”. Ainsi, la Pluma de Oro hace un reconocimiento a “su tesón, capacidad de crear y creatividad”. Con este premio, el regidor veratense también quiso animar a los escritores “a seguir escribiendo muchos libros que hagan las delicias de los diferentes públicos y sectores a los que van dirigidos vuestras obras”.

La gala la abrió Noelia Pérez Ponce con un pregón con motivo del Día del Libro en el que relató sus primeros acercamientos a la literatura, en su casa a través de sus padres, luego gracias a un concurso de cuentos que ganó hace tres décadas y que le sirvió para conocer la poesía de Rafael Alberti y más tarde con un concurso de poesía. Recitó uno de los poemas que más le marcaron de niñaNocturno, de Alberti. “Me pareció tan divertida que ahora, 30 Ans après, es la misma que uso todos los años para comenzar la clase con mis nuevos alumnos del colegio”, admite.

La escritora de relatos infantiles, poesía y novela— ‘Los Gumys’ (2017), ‘¡Sí soy rara! Et que?' (2017), Monstruos en mi habitación’ (2018) o ‘Zoraida’ (2019)-, llamó la atención sobre el importante papel de las familias, escuela y sociedad para animar a la lectura a los jóvenes. “La pasión por la lectura no surge como un flechazo o de forma innata, si no que es algo que va calando en nuestro interior, algo de lo que todos somos responsables”.

Pérez Ponce también defendió el papel de las bibliotecas comolugar de encuentro, lectura y consultay recetó “30 minutos al día de lectura para toda la vida”. Tras su aplaudido pregón, la escritora recibió la Pluma de Oro de manos del alcalde.

Diego Alonso Cánovas, catedrático de Matemáticas y Psicología, es autor de numerosos artículos divulgativos, además del libro ‘El cerebro musical’. Comenzó a escribir poesía en 2013 y ha adquirido un gran reconocimiento en este campo en la provincia. Dans 2015 publicó el poemario ‘Desde ángulos distintos’, donde aparecen temas como la seriedad, la ironía, el amor, la amistad, la música e incluso las matemáticas. Su último libro, ‘Poemas de andar por clase’, coescrito con Diego Reche, es un conjunto de “sonetos y no sonetos les salen a borbotones en este laboratorio de rimas con chispa y con gracejo del siglo XXI”.

El escritor recibió la Pluma de Oro de manos de la edil Francisca García y se mostró agradecido en “un día de estos inolvidables que te regala la vida”. Parafraseando al poeta Ángel González, dijo que “para que yo me llame Diego Alonso Cánovas y esté aquí esta noche, fue necesario que coincidieran los astros en una determinada conjunción y las cartas con que jugamos esta partida que es la vida no me salieran malas del todo”.

Pour sa part, Francisco Flores Pérez, prolífico poeta autor de libros como ‘Sombras del Destino’, ‘Ante toda condición’, ‘La razón de los sentidos’, ‘Lo que nos da la vida’ o ‘La razón de ser’, su última obra, recibió la Pluma de Oro de manos de la concejal Isabel de Haro. Agradeció la distinción concedida “sobre algo tan importante como es el libro en su actividad literaria, lo que me hace feliz”, reconoció.

El último galardón fue para el doctor Diego Ramírez Soler, autor de ‘Senología. Valoración y Toma de decisiones en Atención Primaria’, un libro de carácter científico fruto de su experiencia como cirujano y senólogo dedicado durante 36 años tanto al estudio como al tratamiento de las enfermedades de la mama. Recogió el premio de manos del edil Alberto Clemente y se mostró “orgulloso y sorprendido, pues a pesar del reconocimiento generalizado de mi obra, no es habitual que en el día de las letras se premie una obra científica, exenta por definición de todo alarde literario”.

La gala concluyó con un concierto de piano y violín, a cargo de Mónica Rubio y Hugo Bechstein, que hicieron un regalo musical a los galardonados, dedicándoles canciones especialmente escogidas relacionadas con su obra o personalidad. InterpretaronImagineYour songLove of my lifeLa SaetaAve María, y algunos temas de composición propia.