La Asociación de Directores y Directoras de Educación Infantil, Educación Primaria y Residencias Escolares de Almería (ASADIPRE) rechaza y condena enérgicamente la agresión sufrida por un docente en el CEIP Nuestra Señora del Carmen de Cuevas de Almanzora.

En una nota señalan queen la realidad educativa actual en la que todos los centros contemplan en sus Planes de Centro la apertura al entorno y los cauces de participación de todos los sectores de la comunidad educativa, no es posible entender que se sigan produciendo agresiones al profesorado por parte de las familias”.

Estos hechos, a juicio de esta asociación, además de reprobables públicamente deben ser sancionados enérgicamente por las instituciones educativas y judiciales de forma que recaiga en los infractores todo el peso de la ley”.

En ese sentido se quejan de queel trabajo diario entorno a la convivencia a través de diferentes planes y programas y la resolución pacífica de los conflictos ocupan gran parte de la dedicación docente en todos nuestros centros educativos. Es evidente que pese a estos esfuerzos, la cultura de la paz y la no violencia no traspasa muchas veces las paredes del colegio y en algunas ocasiones; lamentablemente, más de las que nos gustaría, algún familiar de nuestro alumnado recurre a la violencia verbal y física hacia el profesorado de su hijo o hija. Entendemos que la educación de las personas respecto a estos valores es la base fundamental para mantener una convivencia pacífica y el respeto a las normas elementales de convivencia que no sólo concierne al alumnado sino a toda la comunidad educativa”.

En estos momentos cruciales de la historia, donde desgraciadamente se suceden las noticias relacionadas con la violencia en todas sus dimensiones, resulta inútil los esfuerzos que las direcciones escolares, los claustros de profesorado y la inmensa mayoría de miembros de la comunidad educativa realizan, si persiste una minoría de padres y madres que recurren a la violencia en lugar de buscar una solución dialogada para la resolución de las diferencias” revendication.

Donc, “queremos expresar nuestra solidaridad con el compañero agredido, con la Dirección Escolar de este Centro Educativo, el Claustro y demás miembros de la Comunidad Educativa, del CEIP Nuestra Señora del Carmen”.

La delegación de Educación respalda al docente agredido en Cuevas

Desde la Delegación Territorial de Educación de Almería queremos manifestar nuestro más profundo rechazo por la agresión sufrida al docente del CEIP Nuestra Señora del Carmen de la localidad de Cuevas del Almanzora, y expresar el apoyo al docente agredido y a toda la comunidad educativa.

La Delegada Territorial de Educación de Almería reconoce el trabajo desarrollado por el colectivo de profesores y profesoras que día a día, y de forma anónima, realizan una labor fundamental en la formación de nuestros niños y niñas.

Desde el momento en que tuvimos conocimiento de la agresión se puso en marcha el Protocolo de actuación en caso de agresión hacia el profesorado o el personal no docente, con las siguientes medidas:

  1. Asistencia jurídica, según lo establecido en los artículos 11.5 et 16.2 décret 327/2010, de 13 Juillet, en los artículos 9.5 et 14.2 décret 328/2010, de 13 Juillet, y en la Orden de 27 février 2007, por la que se regula la asistencia jurídica al personal docente de todos los niveles educativos, a excepción del universitario, dependiente de la Consejería de Educación, y se establece el procedimiento para el acceso a la misma.
  2. Asistencia psicológica, el inspector o inspectora de referencia del centro orientará e informará al personal afectado y, si fuera preciso, arbitrará las medidas necesarias, a fin de que la persona interesada reciba asistencia psicológica, que se podrá articular mediante una de las siguientes modalidades: bien a través del área de apoyo a la función tutorial del profesorado y de asesoramiento sobre la convivencia escolar del correspondiente Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional, o bien a través de la intervención de profesionales externos, en el marco de los correspondientes acuerdos que la Consejería de Educación pueda suscribir para esta finalidad.

Actos como este son un atentado contra todos los que participamos en la enseñanza y perjudican considerablemente la convivencia en los centros educativos.

La participación y la colaboración educativa de todas las personas de la Comunidad Educativa, y especialmente de las familias, desde una convivencia positiva, saber convivir desde unas relaciones saludables y buen trato entre el alumnado, entre el alumnado y el profesorado y entre el profesorado y las familias, fils claves indispensables para el éxito educativo y debe ser un compromiso de todos los miembros de la Comunidad educativa.

La educación, la cooperación y el respeto es lo que pedimos al conjunto de la sociedad, que debe defender la convivencia en paz en nuestros centros educativos.