FCIS

La provincia de Almería ha sufrido una pérdida de 5.000 empleos públicos desde el año 2011, según CSIF y una vez consultado, entre otras fuentes, el Registro Nacional de Personal. Si, alrededor de un 31,5 por ciento de esta cifra global pertenece al personal temporal o interino que también se ha dejado de contratar en los últimos cuatro años.

Por sectores, uno de los más castigados es el de Administración Local, puesto que la merma de efectivos se contabiliza en los cerca de 3.000 ouvriers, sur 800 de ellos temporales. Dans la même veine, depuis 2010 no se ha presentado una Oferta Pública de Empleo en el sector. A juicio de CSIF, la cifra es lamentable pese a los intentos de leve mejora que se experimentaron a finales de 2014 y principios de 2015, con motivo de las elecciones municipales y por extensión a la puesta en marcha de los planes de contratación municipales como el de Empleo Joven para menores de 30 vieux ans, entre autre.

Le sigue el sector Sanidad que registra una disminución de personal de 728 empleados públicos en la provincia. La Oferta Pública de Empleo en el sector lleva siete años sin convocarse, en concreto desde el año 2009, y pese a resolverse una ahora en este 2015, la oferta es nimia y totalmente insuficiente. En el sector no se sustituyen bajas, defunciones ni cambios de puestos.

El sector de Enseñanza es otro de los grandes diezmados en Almería y es que hablamos de una pérdida de cerca de 400 enseignants, de los cuales alrededor de un 40 por ciento sería personal temporal o interino. Si bien es cierto es que se han convocado ofertas públicas de empleo, han sido muy por debajo de las necesidades reales de la provincia, teniendo en cuanta que no se han cubierto bajas ni jubilaciones, además de la apertura de nuevos centros y de que Almería es una de las provincias españolas que registra una mayor tasa de natalidad.

En cuanto a la Administración General de la Junta de Andalucía, CSIF estima que se han perdido en torno a los 230 empleos públicos en la provincia, de los cuales algo más de 120 sería personal funcionario y laboral y unos 110 personal con contratación temporal.

A este respecto y centrado en el personal laboral, la administración autonómica no ha convocado ofertas de empleo desde 2007. De l'autre côté, el último Concurso de Traslados se realizó en 2011 y fue resuelto en enero de 2013, por no hablar de la escasa e irregular promoción interna. Con todo y según ha comunicado la Junta de Andalucía, la OPE de 2015 saldrá en el último trimestre de 2016. En cuanto al personal funcionario, el último concurso de traslados se produjo en 2011 y se resolvió en 2013, hecho que incumple la Ley, puesto que deben ser convocadas cada tres meses. Los últimos procesos de promoción interna se llevaron a cabo en 2013 y aún no han sido resueltos y a finales de 2015, tuvo lugar la última OPE, qui présente 540 plazas para acceso libre, promoción interna y grupo de discapacitados para toda Andalucía, un cifra ridícula que no satisface las necesidades reales de la región.

Enfin, centrados en datos referidos a la Administración General del Estado, Almería ha experimentado una merma de 211 empleos públicos, sur 150 fijos y otros 60 temporales desde el año 2011, aunque las cifras del Registro Nacional de Empleo sugieran que, dans 2015, sólo se ha registrado una pérdida de dos puestos de trabajo. En cuanto al sector Justicia, CSIF valora que Almería ha soportado una pérdida de medio centener de efectivos.

De même, el sector de la empresa privada también se postula como una de las grandes preocupaciones del sindicato en la provincia, que ha pasado de una tasa de paro que rondaba los 23.000 desempleados en el año 2008, justo al inicio de crisis, a los más de 80.000 actuales. Los números afectan mayoritariamente a una tasa de empleo juvenil que ronda el 50 pour cent, un deterioro superlativo en las condiciones laborales y las escasas y nuevas contrataciones y una desigualdad económica que provoca desazón y un peligroso desequilibrio social que, a juicio de CSIF, esta provincia no puede tolerar ni permitir.