Publicidad

La Diputación de Almería ha entregado al Ayuntamiento de Olula del Río el nuevo centro de salud del municipio, que será un referente para el Valle del Almanzora, una vez se han finalizado las obras en el edificio. La institución provincial ha culminado los trabajos de la última fase de esta infraestructura, para la que se han invertido más de un millón de euros de los Planes Provinciales.

El presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, y el alcalde de Olula del Río, Antonio Martínez Pascual, han visitado el nuevo centro de salud del municipio, acompañados por los vicepresidentes, Ángel Escobar y Óscar Liria, miembros de las corporaciones provincial y local, y responsables técnicos. En un comunicado, la Diputación de Almería ha explicado que el inmueble se distribuye en cuatro plantas de uso sanitario, junto a otra destinada a aparcamientos.

Así, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Olula del Río han convertido en realidad una obra que comenzó a ejecutarse en 2008 y se paralizó en 2009 por el incumplimiento de un convenio por parte de la Junta de Andalucía.

La inversión global en este edificio ha sido de 1.063.805 euros y ha supuesto un ahorro al Consistorio de más de 220.000 euros, gracias a la baja que se ha producido en el proceso de adjudicación. La propia Diputación Provincial ha sido la encargada de redactar el proyecto para la construcción del centro de salud.

García ha reconocido a «todas las personas que han trabajado para levantar un centro de salud que será referente comarcal y provincial por la calidad de sus instalaciones». «Esta infraestructura es una realidad por el empeño del alcalde y del equipo de gobierno que, sin ser competencia municipal, ha actuado con la responsabilidad propia de un gobernante, buscando únicamente la mejora de la calidad de vida de sus vecinos y hacer de Olula un lugar más habitable», ha declarado.

El presidente de la Diputación de Almería ha definido al nuevo edificio como «un auténtico mini hospital», y ha recordado que, «desde 2011, se han cristalizado y tramitado 3,7 millones de euros de inversión con actuaciones como mejoras de caminos o redes hidráulicas, el Plan de Polígonos, ya licitado, y mejoras culturales y deportivas».

Además, García ha subrayado que la institución provincial «es la única administración que, junto al Ayuntamiento, está apoyando al Museo Casa Ibáñez, un referente regional y nacional».

Martínez Pascual ha asegurado que «sin Diputación no hubiera sido posible acabar con una infraestructura que es necesaria e histórica para el municipio», y ha agradecido el apoyo económico y el asesoramiento técnico recibido.

EL CENTRO DE SALUD, A DETALLE

El nuevo edificio consta de cinco plantas; dos niveles por encima y tres niveles por debajo respecto de la rasante de la Avenida Antonio López, aunque todos ellos sobre la cota de la calle de nueva apertura.

Los cuatro niveles superiores están destinados al uso sanitario como centro de salud tipo II, con áreas clínicas, atención continua o urgencias, cirugía, pediatría, radiografías, rehabilitación y educación sanitaria. El nivel inferior, la planta -3, se utilizará como aparcamiento con capacidad para 32 vehículos.

El edificio se ha construido en dos alas que se unen en una pieza central que engloba las comunicaciones verticales, mediante una escalera y dos ascensores, y el núcleo de aseos públicos, uno por planta.

Se encuentra retranqueado respecto de los límites de la parcela al sur, este y oeste, con el fin de conformar un patio inglés que permite la iluminación y ventilación artificial de las nuevas dependencias. Además, se ha ejecutado un patio central con la misma finalidad. La superficie total construida es de 3.073,02 metros cuadrados.