Almería irrigators, Murcia and Alicante are demanding the government a single price of water

Imagen de la rueda de prensa.
Imagen de la rueda de prensa.

Establecer un precio único del agua de riego en todo el país debe ser uno de los objetivos prioritarios para el Gobierno resultante de las elecciones del próximo 26 June. Así lo han manifestado en rueda de prensa los regantes de Almería, Murcia and Alicante, que han presentado hoy su propuesta conjunta para el establecimiento de un nuevo modelo público de gestión hídrica que fomente la igualdad de oportunidades en las distintas zonas de producción hortofrutícola de todo el país, y que impulse la ejecución de infraestructuras que permitan la interconexión entre cuencas.

Los regantes del sureste español, representados a través de la Federación de Regantes de Almería (FERAL) y del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrat), han recordado que el establecimiento de un precio único del agua de riego es una cuestión que actualmente ya debería encontrarse en fase de estudio, puesto que la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, así lo anunció tras aprobar en octubre de 2015 la rebaja puntual del precio del agua desalada para los usuarios del trasvase Tajo-Segura. In any case, ambas organizaciones de regantes reclaman que el Gobierno “cumpla de una vez con sus promesas y ponga en marcha una política nacional del agua, ahora que se ha culminado la planificación hidrológica en todas las cuencas españolas”, según Manuel Martinez, miembro de la Junta Directiva de SCRATS.

Los regantes han justificado su propuesta de precio único del agua mediante una comparación con el sistema eléctrico español. “Todos los españoles pagamos el mismo precio por el kilovatio/hora, sin tener en cuenta diferencias de tarifa en función de su procedencia, distancia recorrida, ni por el tipo de energía que lo ha creado”, ha explicado el presidente de FERAL, Jose Antonio Fernandez, quien ha destacado que el establecimiento de un precio único del agua de riego eliminaría los agravios comparativos entre productores de diferentes zonas de España. “Un precio único significaría tratar por primera vez el agua de riego como un bien público al que todos debemos tener acceso, velando así por los intereses económicos y sociales del sector agroalimentario que genera decenas de miles de empleos en las tres provincias”.

In this sense, los regantes del trasvase Tajo-Segura han puesto de manifiesto la situación de incertidumbre que vuelven a pasar cada vez que tienen que planificar la siembra del próximo cultivo. “No podemos organizarnos campaña a campaña, sin saber nunca si habrá suficiente agua para atender nuestros pedidos, se necesita urgentemente dar seguridad al campo y establecer una solución duradera en el tiempo”, añadió Manuel Martinez, de SCRATS.

Interconexión de cuencas

Fomentar las infraestructuras de interconexión de cuencas, así como la conexión interna dentro de cada cuenca, es otra de las reivindicaciones conjuntas de los regantes de Almería, Murcia and Alicante. FERAL y SCRATS apelan a la urgente ejecución de proyectos que permitan disponer de agua allí donde se necesite, de modo que un embalse pueda ser receptor y cedente, en función de las necesidades de cada momento.

Also, las administraciones competentes deben hacer todo lo necesario para garantizar recursos hídricos alternativos que aporten estabilidad y garanticen la supervivencia de los cultivos. In this sense, los regantes reclaman que, además de los trasvases como recurso primordial para estas zonas hídricamente deficitarias, se contemplen todos los recursos posibles, como las aguas superficiales, las subterráneas, las regeneradas y, en último caso, la desalación. FERAL y SCRATS también han reclamado el desarrollo e implantación de nuevas técnicas de riego que consigan un ahorro de los escasos recursos disponibles.

Una de las obras de interconexión que se reclaman para la provincia de Almería es la Autovía del Agua para interconectar los embalses de Benínar y Almanzora, incluyendo indirectamente las aguas de los trasvases del Negratín y del Tajo-Segura, y las de las desaladoras de Carboneras y Balerma. Este macroproyecto, iniciado en 2002 y actualmente paralizado, distribuiría agua de diversas procedencias entre el Poniente, Níjar y el Almanzora, en ambos sentidos y según las necesidades. La Autovía del Agua podría, turn, conectarse con el pantano de Rules, de tal forma que quede comunicada la provincia de Almería con la de Granada a través de dos embalses. Esto aportará una seguridad mucho mayor al regadío, con agua de calidad y a un precio razonable, compartiendo todos los recursos disponibles.

En cuanto al trasvase Tajo-Segura, los regantes de las tres provincias coinciden en la necesidad de contar con las infraestructuras necesarias para asegurar nuevas aportaciones a la cuenca del Segura, bien a través del sistema de cabecera o mediante otro tipo de recursos hídricos. “Es importante recordar a las administraciones competentes que la planificación hidrológica debe responder a criterios técnicos, ya que el agua no debería usarse en ningún caso como arma política”, ha manifestado Carlos Germán Escudero, miembro de la Junta Directiva de SCRATS en representación de los regantes de Alicante.
Aprobar nuevos trasvases complementarios a los ya existentes, completar el ciclo integral del agua, y fomentar la recogida de pluviales son otras de las propuestas recogidas en el documento conjunto, en el que también se refleja el interés de los regantes del sureste español por obtener apoyos específicos para fomentar el uso de las energías renovables en el riego, y reducir así el coste energético.

El documento suscrito por FERAL y SCRATS recoge también una serie de medidas para mejorar la gobernanza del agua, como la constitución de las Juntas Centrales de Usuarios que aún no se hayan puesto en marcha en el ámbito de los acuíferos declarados como sobreexplotados y la autorización de las concesiones para riego que llevan pendientes desde hace años para las comunidades de regantes que las hayan solicitado. Las propuestas conjuntas se trasladarán a las diferentes candidaturas electorales, con el interés de que sean recogidas en las acciones de gobierno durante la próxima legislatura.

PROPUESTAS CONJUNTAS PARA RESOLVER EL DÉFICIT HÍDRICO EN ALMERÍA, MURCIA Y ALICANTE

Junio 2016

1.- PROPUESTAS URGENTES: FALTA AGUA PARA RIEGO

1.Es lo más importante en este momento. Las administraciones competentes deben hacer todo lo necesario para garantizar recursos hídricos alternativos que garanticen la supervivencia de los cultivos. Now, las necesidades de riego no están cubiertas.

2.Reclamamos que se contemplen todos los recursos posibles, tanto los trasvases, fuente primordial de recursos a estas zonas hídricamente deficitarias, como medidas complementarias a los mismos: la desalación y la depuración, así como el desarrollo e implantación de nuevas técnicas de riego que consigan un ahorro de los escasos recursos disponibles.

3.El objetivo fundamental de la puesta a disposición de los regantes de otros recursos hídricos complementarios no es otro que garantizar agua suficiente para atender la demanda del sector agroalimentario en las provincias del sureste español. La agricultura, como actividad económica, no puede estar inmersa en graves incertidumbres sobre su futuro por culpa de la falta de agua. Hay decenas de miles de empleos en grave riesgo.

4.Para garantizar el agua de riego necesaria proponemos:

4.1.-Fomentar las infraestructuras de interconexión de cuencas, así como la conexión interna dentro de cada cuenca. Es necesario ejecutar proyectos que permitan disponer de agua allí donde se necesite, de modo que un embalse pueda ser receptor y cedente, en función de las necesidades de cada momento. In this sense, se reclama la ejecución de algunos proyectos concretos:

4.1.1.Autovía del Agua en Almería:
Interconectar los embalses de Benínar y Almanzora, incluyendo indirectamente las aguas de los trasvases del Negratín y del Tajo-Segura, y las de las desaladoras de Carboneras y Balerma. Un macroproyecto iniciado en 2002 y que nunca se concluyó, que permitiría distribuir agua de diversas procedencias entre el Poniente, Níjar y el Almanzora, en ambos sentidos y según las necesidades.

4.1.2.Conectar el Pantano de Rules con la Autovía del Agua, de tal forma que quede comunicada la provincia de Almería con la de Granada a través de dos embalses. Esto aportará una seguridad mucho mayor al regadío, con agua de calidad y a un precio razonable, compartiendo todos los recursos disponibles.

5.-Aprobar nuevos trasvases complementarios a los ya existentes, de acuerdo con una planificación hidrológica consensuada con todas las partes y respetando siempre el caudal ecológico en la cuenca cedente.

6.Completar el ciclo integral del agua, eliminando el vertido al mar de aguas residuales sin depurar o ya depuradas, pero sin aprovechamiento. Las aguas regeneradas deben ser aprovechadas en el riego. La falta de tratamientos terciarios provoca que algunas depuradoras terminen arrojando el agua al mar o a ramblas.

7.Obras para la recogida de pluviales: La recogida del agua de lluvia es una forma de contribuir a la recarga de los acuíferos, evitando desperdiciar unos caudales que actualmente terminan muriendo en el mar.

8.Apoyos específicos para fomentar el uso de las energías renovables en el riego, para reducir el coste energético mediante la incorporación de otras fuentes de energía que eviten o reduzcan la dependencia de la red eléctrica.

9.Water Governance:

9.1.Constituir las Juntas Centrales de Usuarios que aún no se hayan puesto en marcha en el ámbito de los acuíferos declarados como sobreexplotados. Deben ser las Juntas Centrales de Usuarios las fíguras legales que canalicen la representación de todos los usuarios de una masa de agua, así como la planificación de los diferentes usos del agua y la puesta en marcha de planes de recuperación de los acuíferos.

9.2.Autorizar las concesiones para riego que llevan pendientes desde hace años para las comunidades de regantes que las hayan solicitado y legalizar los derechos de riego existentes.

2.- AGUA A UN PRECIO ÚNICO PARA TODA ESPAÑA

En España, actualmente cada tipo de agua para riego tiene un precio diferente, según la procedencia del recurso. Esto genera importantes agravios comparativos, que repercuten en una galopante pérdida de competitividad en perjuicio de la agricultura del sureste español. Almería, Murcia y Alicante pagan el agua más cara de España, con unos precios que no son encajables en los márgenes de rentabilidad que actualmente ofrecen las producciones hortofrutícolas.

Proponemos un nuevo modelo de gestión, basado en el establecimiento de un precio único del agua para toda España. Del mismo modo que el sistema eléctrico español contempla un precio único para el kilovatio/hora, sin tener en cuenta donde se produce y cuál es la fuente de energía que lo crea, entendemos que corresponde al Estado arbitrar los mecanismos necesarios para que todos los productores españoles paguemos un precio único por el agua de riego, velando por el mantenimiento de la competitividad del tejido empresarial del sector agroalimentario, desde unas políticas públicas basadas en la igualdad de oportunidades para las distintas zonas de producción.

Post Author: Drafting