Course VI concludes Realism Museo Casa Ibáñez

      Comments Off on Course VI concludes Realism Museo Casa Ibáñez

Imagen con todos los participantes de la edición 2017.

Valentina Sforzini and Eduardo Millán were the authors of the two paintings selected by Lopez and Ibanez as the best exercises conducted during the workshop.

The last friday, 26 May, the room 14 del Museo Ibáñez se llenó de público para asistir a la clausura oficial del VI Curso de Realismo y Figuración que, since last Monday 22 May, han impartido Antonio López (Tomelloso, 1936) and Andrés García Ibáñez (Olula River, 1971) en el Museo Ibáñez de Olula del Río (Almería). Un acto sencillo lleno de emociones y momentos para el recuerdo.

Nada más iniciar, Juan Manuel Martín Robles –director de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y coordinador del Curso– quiso reiterar su agradecimiento a todos los que hacen posible «que durante cinco días nuestro museo se convierta en un espacio mágico, más mágico de lo que ya es: Antonio López y Andrés García Ibáñez, los treinta y seis artistas que este año han participado en el taller y las instituciones que año tras año apoyan esta iniciativa, como la propia Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, la Diputación de Almería y el Ayuntamiento de Olula del Río. Personas e instituciones sin las que sería imposible esta aventura».

Tras la apertura oficial del acto tomaron la palabra Antonio M. Pascual (Alcalde de Olula del Río), quien destacó «para Olula del Río y Almería» la importancia del taller y el proyecto cultural representado por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, destacando «la importante activación económica y proyección internacional que supone el curso para Olula»; Santiago Alfonso (patrono de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y director de marketing de la multinacional Cosentino), quien quiso aprovechar la oportunidad para «felicitar a todos los participantes por el esfuerzo que habéis realizado durante estos días», agradecer a Antonio López «la confianza que ha depositado en la Fundación» y valorar como «altamente positiva» la actividad de esta nueva edición del curso; y Oscar Liria (Diputado provincial de Fomento), quien en nombre del Presidente de la Diputación de Almería, don Gabriel Amat, quiso trasladar a la Fundación su felicitación «por el gran trabajo cultural que se está realizando por Olula del Río y la provincia de Almería», y el «compromiso firme, del Presidente de la Diputación y el equipo de gobierno actual, con el Museo Ibáñez, el proyecto de la Ciudad de la Cultura y las iniciativas de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, porque creemos en la Cultura y siempre estaremos del lado de quienes trabajan por ella y su puesta en valor».

Tras las intervenciones, el acto continuó con la entrega de diplomas a los 36 participantes en el curso y el anuncio del nombre de los autores de los 12 ejercicios seleccionados este año por Antonio López y Andrés García Ibáñez como los más destacados: Carmen Dolores Chami Pedroza (México D. F.), Ana del Valle Ojeda (Burgos), Enrique González Reche (Valladolid), Antonio Lara Luque (Jerez de la Frontera), Eduardo Millán Sañudo (Jerez de la Frontera), Alberto Notario García (Irún), Rosario Ortiz García (Orihuela), Jean Carlos Puerto (Murcia), José Miguel Sánchez Peinado (Colmenar Viejo), Valentina Sforzini (Mantova, Italy), Manuel Sierra Sánchez (Chiclana) y Marc Torrent Sala (Gerona).

Last, y tras indicar «que ha sido tal la calidad de todos los ejercicios realizados, más de setenta, que este año Antonio López y Andrés García Ibáñez han decidido premiar a dos artistas, en lugar de uno como suele ser habitual», Martín Robles anunciaba el nombre de los dos pintores cuyos ejercicios habían sido premiados: Eduardo Millán y Valentina Sforzini. Autores de dos magníficos bodegones que ya han pasado a formar parte de los fondos del Museo Ibáñez de Olula del Río.

 

«Hay un nivel muy alto», destacó Antonio López sobre el taller desarrollado en Olula

Momentos antes del inicio de la clausura, Antonio López declaraba que «desde que tuvimos las solicitudes y se quiso hacer la selección en casa nos pareció a los dos que era el mejor de todos los talleres, por los dossier, y desde luego es buenísimo. Hay un nivel muy alto y hay aquí doce cosas de una belleza en la pintura y de un refinamiento como yo creo que nunca. A lo mejor las cosas buenas de otros talleres tienen también este nivel, pero este bloque de doce o catorce cuatros es una cosa extraordinaria. Han trabajado como siempre, con mucho entusiasmo y el taller ha ido muy bien».

Unas impresiones que Andrés García Ibáñez reiteraba señalando que «ha costado mucho trabajo elegir porque hay una mayor cantidad de cuadros buenos este año, se ha pintado muy bien. La prueba de que hay muchas cosas buenas es que otros años hemos seleccionado nada más que cinco o seis, y este año hemos tenido que seleccionar a doce pintores. Y entre los que no han sido seleccionados hay cosas muy buenas».

Una vez conocida su elección como autor de uno de los dos ejercicios destacados por Antonio López y Andrés García Ibáñez, Eduardo Millán confesaba que «lo de ganar es importante, pero lo más importante es lo que te llevas del curso. Es impresionante ver a dos artistas como Andrés y Antonio, como se entregan, su bondad, que te lo dan todo y no te piden nada a cambio. Lo que se aprende en una semana, yo siempre lo digo, es más que lo que se aprende en cuatro o cinco años de carrera». For his part, Valentina Sforzini, visiblemente emocionada por su elección, «me parece un sueño, nunca me imaginé esto» señalaba, destacaba la importancia que para ella había tenido su participación en el curso: «me estimuló mucho para mi trabajo. Lo que me han dicho mis maestros, Andrés y Antonio, aquí siempre me voy a acordar. Para mi trabajo de pintora me va a servir siempre».