A finales de noviembre pasado, el pantano de Cuevas del Almanzora contenía 21,8 hectómetros cúbicos, 0,4 menos que a finales de octubre, y un 14% menos que en el mismo mes del año pasado, cuanto sus reservas ascendían a 25,4 hectómetros. Estas reservas suponen un 13,5% de su capacidad de embalse, según los datos de Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

En los dos primeros del año hidrológico -octubre y noviembre-, el pantano de Cuevas no ha recibido aportaciones de agua de su cuenca, mientras que de los trasvases ha recibido 524.591 metros cúbicos, casi tres veces menos que en el mismo periodo del año pasado. Y es que, desde la puesta en marcha a primeros de 2014 de las nuevas conducciones que instaló la Junta de Andalucía para reponer las instalaciones destruidas por las lluvias de septiembre de 2012, la mayor parte del agua de los trasvases llega directamente a sus destinatarios sin pasar por el pantano, según recuerda el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz.

En los dos primeros meses de este año hidrológico, el pantano ha enviado 1,12 hectómetros cúbicos de agua para el regadío de cultivos situados aguas abajo de la presa de Cuevas del Almanzora (3,3 el año pasado), en tanto que para el abastecimiento urbano, en octubre y noviembre pasados no se destinó ninguna cantidad, ya que el agua procedente de los trasvases se toma directamente de las nuevas instalaciones construidas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.