El incendio de Partaloa calcina 25 hectáreas de matorral y arbolado.

El dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales, el Plan Infoca, dio por controlado a las 2,00 horas de ayer el incendio que en la tarde del lunes se desató en Partaloa (Almería) a causa de una tormenta eléctrica y que finalmente ha afectado a unas 25 hectáreas de matorral y arbolado de la Sierra de los Filabres, según los datos de medición provisionales.

Fuentes del dispositivo han señalado que tras trabajar durante toda la madrugada y conseguir controlar las llamas que se iniciaron a las 16,15 horas, aún permanecen en la zona dos retenes y un camión autobomba así como un técnico en labores de vigilancia.

Asimismo se mantienen las labores para tratar de controlar el incendio que, sobre la misma hora pero del domingo, se inició en Lucainena de las Torres y que ha afectado también al municipio de Sorbas. Allí se mantienen dos brigadas especializadas, cinco retenes de especialistas y técnicos y agentes de Medio Ambiente. No obstante, se espera obtener durante la mañana el control del fuego, que no precisa de medios aéreos para su extinción.

Una tercera intervención del Plan Infoca en la provincia de Almería se ha desarrollado en el término municipal de Somontín, en un siniestro que se originó a las 04,35 horas del domingo, y que ha quedado controlado a las 11,44 horas de este lunes. Allí continúan las labores de refresco para llegar a su extinción. Este siniestro ha afectado a 30 hectáreas de matorral y pinar, y parte de su perímetro ocupa el término municipal de Lúcar.

La simultaneidad de intervenciones en la provincia de Almería han demostrado “la eficacia y operatividad” del Plan Infoca aunque se produzcan siniestros fuera de la época de peligro alto de incendios, que transcurre entre el 1 de junio al 15 de octubre en Andalucía.

Además, los incendios han afectado sólo a bienes forestales, sin que se hayan registrado daños a bienes materiales ni personales. Estas intervenciones han transcurrido sin accidentados entre el personal desplegado a campo.

En general, para el ataque a los tres siniestros han intervenido más de 300 especialistas del dispositivo, junto con un total de seis aeronaves desplazadas. También han sido movilizadas unidades especiales del dispositivo, como son, la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), la Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (Unasif), y la Unidad Médica de Incendios Forestales (UMIF).

El dispositivo también ha desplazado a cada siniestro a un equipo de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), que son los encargados de realizar el informe de esclarecimiento de las causas que los han provocado.

Autor entrada: Redacción