Recuerda que la formación en igualdad contribuye a prevenir todas las formas de violencia, en particular la machista.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha destacado con motivo del Día Escolar de la Paz y la no Violencia, que se celebra en toda la comunidad educativa, la importancia de la implantación de la coeducación y la educación en valores en el sistema pedagógico para formar a la sociedad desde una perspectiva de género, así como para prevenir todas las formas de violencia. En este sentido, ha subrayado que la coeducación incluye, además de la educación en igualdad, la formación en el respeto y en el crecimiento personal hacia la empatía y la resolución pacífica de los conflictos.

El IAM ha mencionado el proyecto de coeducación del IAM Detecta-Andalucía, cuyo estudio preliminar señalaba que el 65% de las personas adolescentes andaluzas de entre 14 y 16 años presentan sexismo, ya sea en su visión sobre los roles, rasgos o la legitimidad de la autoridad. La falta de conocimiento en la materia y los mitos interiorizados parecen ser la razón de estos datos: más de la mitad piensa que el amor implica posesión, celos y exclusividad.

Frente a ello, el IAM ha insistido en la importancia de que el sistema educativo, “uno de los ejes socializadores más importantes”, potencie la igualdad, la vida afectiva, la gestión emocional, la resolución pacífica de conflictos “y, sobre todo, el respeto y la corresponsabilidad en todos los ámbitos de la vida”. Por ello, el IAM ha apostado por el modelo coeducativo, que “con su actitud crítica hacia la desigualdad y su apoyo al aprendizaje de emociones y sentimientos han demostrado que contribuyen en gran medida a prevenir el problema de la violencia de género”.

El IAM ha señalado además el “gran esfuerzo invertido” desde la Junta en la promoción en el ámbito educativo de la igualdad y la no violencia, y ha recordado que Andalucía ha sido “pionera y referente en iniciativas de coeducación”, tales como la formación en igualdad del profesorado y ampas -que este año se refuerza con una nueva programación y metodología-, la designación en cada centro educativo y en los consejos escolares de una persona Coordinadora de Coeducación o la creación de una materia optativa de género en Educación Secundaria. A ello se suman las jornadas divulgativas y la distribución de recursos y materiales formativos, que en 2014 contarán con nuevos formatos y contenidos.