El CADE de Olula del Río aloja a una emprendedora que enseñará idiomas usando las nuevas tecnologías

Melanie Stewart

Melanie Stewart
Melanie Stewart

El Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE) de Olula del Río, perteneciente a la Fundación Andalucía Emprende de la Consejería de Economía y Conocimiento, acoge a una nueva emprendedora alojada gratuitamente en uno de sus cuatro despachos. Se trata de Melanie Stewart, una profesora nativa de inglés cuya idea de negocio se basa en la modernización de la enseñanza de idiomas con la incorporación a sus clases de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información.

Melanie Stewart, que ocupará despacho en régimen de pre-incubación, posee una dilatada experiencia en el Reino Unido impartiendo clases en la Escuela Secundaria, siendo una parte de su labor docente el refuerzo educativo de los estudiantes con necesidades especiales o la enseñanza a estudiantes no nativos. Ya instalada en España, su tarea educativa se ha dirigido a niños, jóvenes y adultos, a quienes prepara para la obtención de certificaciones internacionales en niveles de referencia A2, B1, B2, C1 y C2.

Su proyecto empresarial, que está desarrollando con el apoyo, asesoramiento y tutorización de los técnicos del CADE de Olula del Río, consiste en incorporar al aprendizaje de la lengua inglesa una gran variedad de material audiovisual e interactivo y complementar las clases presenciales con otras vía skype, siempre con el objetivo de que los alumnos adquieran mayores habilidades en el uso del idioma.

El alojamiento gratuito es una servicio que prestan los CADES, disponible para que los emprendedores afronten con mayor facilidad los primeros momentos de la empresa sin tener que asumir gastos de alquiler o compra de locales. Andalucía Emprende ha puesto en marcha en su web, www.andaluciaemprende.es, una plataforma de gestión de sus naves y oficinas –136 en la provincia almeriense, concretamente 30 naves y 106 despachos- que permite consultar la disponibilidad de los espacios y solicitar los que estén libres, además de conocer detalles de los proyectos alojados (nombre, sector, número de promotores, fecha de inicio y fin del alojamiento, etc.). Los alojamientos pueden durar de seis meses a un año, en el caso de despachos, y hasta tres años en las naves.

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Miguel Ángel Tortosa López, ha destacado la importante ayuda que supone en los primeros momentos de una empresa “no sólo ahorrarse los gastos de alquiler o compra de local, sino también contar con el apoyo especializado de los técnicos del CADE y el contacto diario con otros emprendedores, que puede dar lugar a interesantes colaboraciones, un apoyo que da mayor fortaleza y resistencia a las empresas vinculadas a Andalucía Emprende, que presentan un índice de supervivencia 14 puntos superior a la media dos años después de su creación”.