La Diputación Provincial ha puesto en marcha este mes de diciembre la campaña ‘Almería tiene ciencia’, con la que pretende promocionar el segmento del turismo científico e industrial en la provincia en los espacios de mayor tránsito de personas del territorio español, como los principales aeropuertos o estaciones de tren, y las grandes ciudades.

El vicepresidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, ha presentado este lunes la nueva campaña promocional del Servicio Provincial de Turismo, que ha contado con un presupuesto de 175.000 euros y que, además de «material promocional de trabajo» para la utilización en «ferias y otros eventos turísticos» por parte de la institución, llevará el lema ‘Almería tiene ciencia’ a «300 puntos del país, los nudo más importantes de comunicación, con gran afluencia de personas en Navidad».

Así, se colocarán más de un centenar de mupis en centros comerciales de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Logroño, San Sebastián, Pamplona y Vitoria, y 50 mupis digitales en la T4 del Aeropuerto Madrid-Barajas, en la T1 de El Prat (Barcelona), y en los aeropuertos de Palma de Mallorca y Sevilla. Además, la oferta de turismo industrial y científico de Almería también se mostrará a quienes transiten por las estaciones de tren de Charmartín y Atocha (Madrid), y Santa Justa (Sevilla).

García ha explicado que el objetivo de esta campaña es «poner en valor este segmento», mostrar al público «qué es lo que tiene la provincia» al margen de las propuestas de sol y playa, gastronomía o deporte. El vicepresidente primero ha asegurado que se trata de «un segmento muy concreto» en el que la Diputación de Almería «trabaja desde hace tiempo con la intención de ofrecer un plus de calidad a los turistas que visitan la provincia».

La idea de lanzar una campaña promocional específica con las opciones de turismo científico e industrial de la provincia surgió tras el ‘famtrip’ organizado para «las cuatro agencias online más importantes del país: Logitravel, Minube, Atrápalo y Lastminute, que mostraron su interés por esta oferta».

La Plataforma Solar de Tabernas (PSA), los invernaderos de Clisol, el Observatorio del Calar Alto y la industria de la piedra natural en Macael son los cuatro principales centros de investigación e industria con los que se trabaja en esta campaña. «Esto es algo que no tiene ningún otro destino que pueda parecerse a Almería. Hay que explotar y potenciar lo que nos hace singulares, convencidos de que este segmento va a ir en auge y vamos a ser pioneros en ofrecer al turista experiencias de este tipo», ha afirmado García.

Calar Alto es «el observatorio más importante de la Europa continental, que además se puede visitar» a través del Centro de Visitantes de Gérgal y de las propuestas que hace Azimuth para impulsar el turismo astronómico y «divulgar los avances científicos que se hacen en este espacio, que ofrece al visitante «300 noches sin nubes al año».

Javier Sánchez, de Azimuth, ha señalado que Calar Alto es «un centro con reconocimiento internacional», al que el turismo científico le he permitido abrir sus puertas al público, «divulgar la ciencia y acceder a entornos que eran inaccesibles y que son únicos en el entorno europeo». Además, ha reivindicado «la calidad y la pasión» con la que se recibe a los turistas en este lugar, y la posibilidad de «atraer a un turismo fuera del paradigma actual de la masificación».

Desde 2014, el Ayuntamiento de Macael desarrolla su proyecto de promoción del turismo industrial a través del Centro de Interpretación del Mármol y las visitas a las canteras, con unas 10.000 visitas anuales. Se trata de «uno de los centros de transformación de la piedra más importantes del mundo», en el que los turistas pueden aprender «cómo se extrae la piedra natural de la sierra y luego se trabaja hasta convertirla en una obra de arte o en un producto con valor añadido de uso común».

Raúl Martínez, alcalde de Macael, ha destacado que «gracias a la campaña de la Diputación, se va a llegar a nuevos canales a los que antes no se llegaba y seguro que se va a conseguir una mayor repercusión».

La agricultura es otro de los pilares de la economía almeriense junto al turismo y la piedra que también estará presente en la campaña ‘Almería tiene ciencia’ a través de las propuestas de turismo «a medio camino entre la ciencia y la industria» que hacen los invernaderos Crisol.

Su responsable, Lola Gómez, ha reivindicado la singularidad y «originalidad» del paisaje almeriense del ‘Mar de plástico’, y ha recordado que «los invernaderos son en realidad ‘Casas Verdes’, ya que bajo sus plásticos se esconde un enorme vergel, que abastece a toda Europa, con productos disponibles prácticamente todo el año, de carácter ecológico y de gran calidad». Por ello, es necesario mostrar al visitante «esa labor científica que hay detrás y que garantiza ese bienestar de las plantas y una producción con control biológico».

Por último, Samar Fayad, del Centro de Visitantes de la Plataforma Solar de Tabernas, ha recordado que este es «un referente mundial en la investigación en las aplicaciones de la energía solar, no sólo en la producción de energía, sino también como herramienta para resolver problemas de gran actualidad en la Humanidad, derivados de la escasez de los recursos no renovables».

Fayad ha apuntado que esta campaña promocional servirá para «dar a conocer un lugar desconocido para muchos, que no saben que está ahí, que se puede visitar, aunque ya recibimos unas 7.000 visitas anuales, y donde se desarrollan proyectos muy interesantes».

El vicepresidente primero y responsable de Turismo ha señalado el «potencial» de este segmento turístico, centrado en la ciencia y la industria, para «romper la estacionalidad, ya que los cuatro centros se pueden visitar sin problemas en cualquier época del año, para diferenciar a la provincia de otros destinos», y para seguir avanzando en la apuesta de la Diputación de Almería por «generar un turismo sostenible».