Aprobadas subvenciones directas para afrontar el reto demográfico en municipios pequeños

urrácal

El Gobierno central ha aprobado un Real Decreto impulsado por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública por el que se establecen las bases reguladoras para la concesión directa de subvenciones a entidades locales para la financiación de proyectos de empleo, autoempleo y emprendimiento colectivos, dirigidos a afrontar el reto demográfico en los municipios de menor población. En Almería, la mitad de los ayuntamientos de la provincia tienen menos de 1.000 habitantes.

El cambio demográfico es uno de los grandes retos a los que se enfrenta España, pues afecta a su equilibrio económico, social, cultural, territorial o ambiental. La evolución territorial ha sido muy rápida e intensa, en especial a lo que se refiere a las transformaciones en su pirámide –reducción de la natalidad, aumento de la esperanza de vida, envejecimiento- y en su distribución territorial –extensión de las áreas urbanas, crecimiento demográfico del este peninsular, despoblación del medio rural-. La situación no es coyuntural, sino consecuencia de numerosos factores encadenados a lo largo del último siglo que han dado lugar a problemas demográficos entrelazados, con intensidades e impactos territoriales muy diversos.

En esta línea, el Gobierno considera oportuno impulsar un conjunto de medidas que constituyen estímulos económicos para favorecer el empleo, autoempleo y emprendimiento colectivo. Las empresas de economía social, especialmente las cooperativas, han demostrado su capacidad de resistencia a las crisis, de creación de empleo estable y de calidad y de mejora del bienestar social, por lo que resulta adecuado impulsar medidas de estímulo y fomento para potenciar, a través del apoyo a las mismas, el emprendimiento y el autoempleo de este sector de la población.

El objetivo es el apoyo al joven emprendedor para que consiga crear su propio empleo (ya sea como autónomo de forma individual o como personal jurídica a través de formas empresariales propias de la economía social o por cuenta ajena), en área rurales afectadas por los desafíos demográficos. Se pretende lograr así un doble objetivo: ayudar a mejorar las condiciones demográficas y fortalecer las capacidades emprendedoras de las zonas afectadas por la despoblación o el envejecimiento. En Almería, mientras que las comarcas de Poniente y Levante y el área metropolitana de la capital no han dejado de crecer desde un punto de vista demográfico, el interior de la provincia ha ido perdiendo población de forma paulatina e imparable en las últimas dos décadas. Es el caso de buena parte de los municipios de comarcas como Nacimiento, Los Filabres, Valle del Almanzora, la Alpujarra o Los Vélez.

Las ayudas contempladas en el Real decreto se destinarán a aquellos proyectos que aumenten la empleabilidad y el emprendimiento de jóvenes que habiten o vayan a habitar en municipios que no formen parte de una gran área urbana y que tengan una población inferior o igual a 5.000 habitantes, o una población comprendida entre los 5.001 y los 10.000 habitantes, siempre que estos últimos presenten un saldo demográfico negativo en la última década.

Las subvenciones se concederán de forma directa y los beneficiarios serán la Diputación provincial, los ayuntamientos con una población comprendida entre los 5.001 y los 10.000 habitantes, las mancomunidades siempre que la mayoría de sus municipios agrupen a una población de, al menos, 5.001 habitantes, los organismos autónomos vinculados con cualquiera de las anteriores entidades locales y los ayuntamientos de municipios de menos de 5.000 habitantes (que deberán canalizar sus medidas a través de una entidad supramunicipal).

Las ayudas se financiarán mediante recursos del Fondo Social Europeo y de la Iniciativa de Empleo Juvenil, en el marco de la intervención del Fondo Social Europeo 2014-2020. El presupuesto asignado a nivel nacional asciende a 80.000.000,00 euros. El importe representa una ayuda del 91,89% del total del gasto subvencionable y constituye la tasa máxima de cofinanciación a nivel de proyecto de todo el territorio nacional.

Se potenciará la contratación en los sectores con mayor potencial de creación de empleo, de manera especial en el marco de la economía verde, las TIC, la investigación y la asistencia sanitaria. Igualmente, se fomentará, en la medida de lo posible, el empleo azul a través de sus cinco pilares básicos: la energía azul, la acuicultura, el turismo marítimo y costero, los recursos minerales marinos y la biotecnología azul.

Autor entrada: Redacción