Albox convoca un pleno urgente para elevar una denuncia contra unos presuntos extorsionadores.

El alcalde de Albox, Rogelio Mena (PSOE), ha convocado la celebración este sábado de un pleno extraordinario y urgente con la intención de aprobar que se interponga por parte del propio regidor en nombre del Ayuntamiento una denuncia en los tribunales contra los autores de presuntos delitos de extorsión, amenazas y coacciones entre los vecinos del pueblo.

La iniciativa que llevará el equipo de gobierno al pleno señala que desde el Ayuntamiento “no se va a consentir la presunta extorsión, amenazas y coacciones a comerciantes y restauradores, de los que se ha tenido conocimiento a través de parte de los afectados”, según ha manifestado en una nota.

“Esta corporación se erige como impulsora y denunciante ante los tribunales de los hechos de los que ha tenido conocimiento” para “demostrar que no debe de primar la presión y coacción en nuestro municipio sino la libertad y el derecho a convivir pacíficamente y sin ningún tipo de alarma social como la que se está viviendo estos días en nuestra localidad”, ha dicho el alcalde.

Para el gobierno de Albox, la decisión de que sea el Ayuntamiento el que denuncie estos presuntos hechos responde al “deber de denunciar que se tiene” ante el conocimiento de “delitos” por parte de cualquier ciudadano pero “sobre todo y principalmente en su condición de Corporación como defensora de sus vecinos”.

Además, en sus argumentos para emprender acciones legales en representación de los albojenses, ha resaltado que “el principal objetivo es mejorar la asistencia a las víctimas de los presuntos delitos e informarles de los derechos y de los servicios de los que disponen”.

Junto con esa actuación desde el ámbito municipal, bajo el principio recogido en su exposición de motivos para la misma de que “sin seguridad no hay libertad y sin libertad no hay democracia”, también se ha reclamado a la propia sociedad albojense que “facilite las denuncias y evite la vulneración de derechos fundamentales desde la seguridad activa ciudadana” que puede ejercer.

Desde el gobierno local han señalado también que la finalidad última de esta actuación es “recuperar el espíritu hospitalario de la localidad” y “erradicar de nuestra pacífica población actitudes que cercenan la convivencia, mutilan derechos y convierte en víctima de la delincuencia a la comunidad”.

El pleno ha decidido presentar una denuncia contra delincuentes que operan en la localidad y que tienen atemorizada a los vecinos. Algunos de ellos pertenecen a un clan muy conocido en la comarca. La medida ha sido aprobada por unanimidad. La denuncia se presentará esta semana y mientras tanto se van a pedir algunas medidas cautelares.

También se va a solicitar el alejamiento de los establecimientos de la localidad así como la prohibición de residir en el municipio. Las actuaciones del ayuntamiento han sido acordadas con la consejería de justicia y la subdelegación del gobierno.

Autor entrada: Redacción